jueves, 15 de junio de 2017

El bochornoso retrato de la corte española en The White Princess


Escribirle una reseña a “The White Princess”, una miniserie que deja todo que desear, me estaba resultando complicado. En mi ayuda vinieron mis reinas españolas que se han enterado que uno de los muchos disparates históricos de la serie ha sido su grotesco retrato de Los Reyes Católicos.  Esa escenita en el Alcázar de Sevilla ha suscitado muchos bufidos en las redes sociales y alguna que otra nota que mi último googleo ha sacado a flote. Pero en serio ¿en cuántas ocasiones la ficción histórica angloparlante ha sabido representar fehacientemente al mundo ibero? Y no nos apresuremos a lanzar primeras piedras. La telenovela de época hace rato que dejó de serlo. Algunas ficciones seudo históricas de RTVE (y de Antena 3 también) tampoco son para presumir, como esa del maestro ciruela metido a súper héroe. ¿Cómo se llamaba?

Esta abominación de “La Princesa Blanca” nos alerta sobre el prevaleciente descuido de la ficción histórica contemporánea. Es momento de buscar responsables. La primera en el banquillo de los acusados se llama Philippa Gregory. Se ha convertido, por varias razones, en la representante por antonomasia del romance histórico. Es muy popular, vende bien, la leen en todo el mundo y tiene energía para sacar, año por medio, algún libro nuevo al mercado. ¿Quiere eso decir que se puede confiar en la historicidad de sus textos? La respuesta es negativa.

The White Princess es la prueba de que a Doña Pippa le gusta más la fanfiction histórica que dramatizar hechos reales.  Me explico, como toda FF, la fanfiction histórica gira en torno a shippings. Te agarras a tus personajes favoritos, los emparejas, les escribes su romance ¡y voila! A que te lean. Yo babeo sobre historias que hacen que Maria Tudor (la Bloody Mary) se casa con su tío político, el Duque de Suffolk, tienen trece hijos y reinan sobre un pueblo que los ama. Lo importante es que yo sé que eso está bien para El Bosque Encantado, pero no para la crónica histórica. Los lectores de Gregory muchas veces se confunden entre la realidad y la ficción.


Un día, Madame Gregory se cansó de escribir sobre Enrique, sus esposas y sus hijas y se fue al pasado más recóndito a ver lo de La Guerra de las Rosa y el primer Tudor. A diferencia de George R.R. Martin, no cambió nombres ni hechos, ni se inventó un mundo de dragones y Caminantes Blancos. Lo que hizo, y está de moda, fue inyectarlesmagia a hechos reales. Es por eso que la adaptación de Starz llamada “The White Queen” es infinitamente superior a su secuela. Tiene personajes más atractivos y queribles y está basada en un cuarteto de novelas, cada una con una protagonista intrépida. Mi favorita es la heroína de Lady of the Rivers, Jaquetta de Luxemburgo quien en la vida real fue acusada de practicar artes mágicas. Gregory la convierte en bruja de facto, descendiente directa de la poderosa hada-ondina Melusina, y tutora de su hija la Reina Blanca en lo mismo que se enseña en Hogwarts.

Elizabeth Woodville, alias Reina Blanca, se encarga de incluir a la mayor de sus hijas, Lizzie, alias Elizabeth York, en su último gran hechizo. Porque después, Lizzie jamás volverá a aplicar la magia a su vida y por eso es que los productores de “The White Princess” tuvieron poco con que trabajar para hacer la serie más llamativa, pero volvamos a lo de la maldición.

 Desconfiando de su cuñado Ricardo III (que aquí es bueno como corresponde a la nueva tradición del revisionismo histórico anglo), Elizabeth envía a uno de sus hijos, Ricardo, Duque de York, a vivir con una familia de Flandes llamada Warbeck. Luego, reemplaza al principito con un campesinito parecido, por lo que, en la masacre de los Príncipes en la Torre, solo muere un niño de sangre real. De acuerdo a la novela (y la misma Gregory en un epilogo dice creer que esa fue la verdad) Perkin Warbeck no fue un advenedizo sino el verdadero Duque de York que vino a exigir que le devolvieran el trono.

Antes de la batalla de Bosworth, Elizabeth y Lizzie invocan a Melusina y colocan una maldición sobre quien mate a los príncipes. La maldición exige que los descendientes de los asesinos verán morir a sus descendientes varones. Como ambas Elizabeths creen que la asesina fue Margaret Beaufort no hay problema. Lizzie está segura que su tío-amante Ricardo matará a Enrique Tudor, hijo de Margaret, y que ella será reina. Como vemos en “La Princesa Blanca”, las cosas no serán así de fáciles.

Enrique mata a Ricardo y se convierte en rey. Ahora le toca fundar una nueva dinastía, pero como le da rabia que Lizzie no sea virgen y siga llorado por un rey que él mató, la viola. Si, así mismo. No es que esté borracho, o que se ofusque en medio de una pelea. El rey somete a Lizzie a una serie de violaciones sistemáticas encaminadas a certificar su fertilidad. Aunque no hay evidencia histórica de que esto haya ocurrido, Enrique VII no era un personaje muy simpático así que desde ya es permisible tomarle fastidio.

La embarazada Lizze se casa con Enrique, tienen tres hijos y serian felices sino fuera por a) Enrique es un paranoico que se sabe usurpador b) todos están en contra de él comenzando por su suegra c) a cada rato le salen al paso gente que pretende quitarle el trono d) su peor enemiga es su madre, Margaret, que es también su única aliada.

Tienen que ver a Catelyn Stark como Margaret Beaufort. Ósea olvídense de Lady Corazón de Piedra. Michelle Farley que esta flaquísima, parece reptiliana, anda con un atuendo que es un cruce entre el guardarropa de Maleficent y el de Darth Vader. En la vida real, Margaret era fanática religiosa y mujer controladora, pero aquí en la serie la ponen peor que en el libro. Esta Margaret es una alimaña, mata niños, mata adultos, hasta mata a su gran amor, el pobre Jasper Tudor.


Bajo su influencia, Henry tiene a todo el mundo encerrado, a su primito político, el Conde de Warwick, en la Torre, a su suegra en una abadía. Hace cortar cabezas, casa princesas con plebeyos, todo para evitar que le quiten su trono. Ayyy este está peor que Cersei. Jusot ahí aparece Perkin Warbeck, que viene apoyado por Borgoña y por Escocia. El problema es que Lizzie (en la serie, en el libro no está muy segura) sabe que Perkin es su hermano. Ella no quiere perder al trono ni al marido, pero tampoco quiere cometer fratricidio porque entonces sí que les cae el maleficio encima. La solución se la proporciona ... ¡. Isabel la Católica!

Lizzie quiere casar a su hijo mayor, Arturito, con la princesa más poderosa de la Cristiandad, y esa es Catalina de Aragón, que por entonces todavía andaba en pañales. Los Tudor se embarcan hacía la recién conquistada Granada. Ósea, digo embarcan porque ni modo que llegaran en jet, había que cruzar el mar. En la serie nos los muestran planeando el viaje, y luego yendo por un senderito andaluz, da la impresión que Andalucía queda ahí, a la vuelta de la esquina de Gales.

No sé porque no filmaron en Granada. En cambio, se van al Alcázar de Sevilla (que la serie insiste en identificar como “La Aljambra”) donde Fernando e Isabel los reciben muy entronados. Antes de las presentaciones, se aparece una niñita que les hace un baile muy chulesco. Se ha hablado de flamenco, supongo que esa es la idea a juzgar por los zapateados y batir de palmas de la nena morenita teñida de rubio a la que presentan como Catalina. La chiquita se da más volteretas que oso de circo y aunque no se saca un trapo, la coreografía suena más a danza de siete velos o a Bollywood que a aires hispánicos.

En fin, después tenemos a Isabel y Fernando tras un velo de oro, y en tronos de oro y si te quedó alguna duda de lo magníficos que son estos señores, la misma reina le dice a Lizzie que Catalina es más millonaria que los Lannister. Hay un preámbulo idiomático. A pesar de que anda por ahí el interprete oficial, Señor de Puebla con unos bigotes de Dalí, Isabel le hace al inglés y... ¡Oh sorpresa! Lizzie ha tomado clases de español.


Esto proporcionara una excusa para que la Princesa Blanca le oculte al marido lo más grave de la entrevista, Isabel entregará a su hija siempre y cuando los Tudor escabechen a Perkin Warbeck y al pobre Teddy, Conde de Warwick. Parece cruel, pero tiene razón (y lamentablemente este si fue una exigencia histórica). No se puede mandar a la hija a un país siempre al borde de la guerra civil y casarla con un príncipe que no tiene asegurado el trono. Si el de Isabel es de oro, el de los Tudor debe ser de madera carcomida por termitas.

En la vida real, Lizze no sabía castellano, y esta escena ha sido un recurso dramático para demostrarnos nuevamente que es ella quien piensa en esa pareja y que Isabel lo reconoce. Nos queda claro el poderío de los Reyes Católicos, o al menos del de Castilla porque Fernando montará tanto, pero mete baza solo dos veces:  una para pedirle a su reina que abrevie (se le nota fastidiado) y otra para preguntarle a Lizzie si le han quedado claras las exigencias de su mujer.

Debo aclarar que este curioso episodio sevillano, no aparece en el libro, ni ocurrió en la vida real. Los Tudor no conocieron a Catalina sino hasta la llegada de la princesa a Inglaterra en 1501.  Todo esto es invención de STARZ que ha mercadeado la serie como una “GOT feminista” (¡ARRGH!). Y ya conocemos la máxima de las faux-feministas de hoy:  si el mensaje es positivo (léase, sigue nuestra agenda) ¡entonces al carajo con lo histórico! De ahí que tengamos a la corte Castilla-Aragón convertida en el Dorne y a Isabel y Lizzie champurreando, una en inglés y la otra en “cristiano”, a espaldas de los maridos, que Fernando parece que quería irse a ver el futbol en la tele y Enrique se veía más pavo que de costumbre.

A pesar de que se consigue el propósito de mostrar que Lizzie puede estar al nivel de una gran reina como la Católica, la falsa Alhambra, el bailoteo, y el aspecto físico de las españolas deja un mal sabor de boca. No le vemos el cabello a Rossy de Palma, pero su cara no es la de Isabel y vaya que hay retratos contemporáneos de la reina.

Sin embargo, a diferencia de su tocaya inglesa, Isabel de Castilla no ha sido bien retratada en la pantalla. Aunque grandes actrices como Sigourney Weaver, Faye Dunaway y Rachel Ward le han dado vida, para el mundo angloparlante Isabel (o Isabella como se la llama en inglés) tuvo una única importancia, vendió sus joyas para costearle el viaje a Cristóbal Colon. Así aparece siempre en el imaginario gringo. Incluso ese cameo en” La Fuente” de Darren Arofnosky, donde Rachel Weisz se ve deslumbrante, también se relaciona con el descubrimiento de América.


Sigourney Weaver en "La Conquista del Paraíso"

Rachel Ward en "Cristobal Colón: el descubrimiento"

Faye Dunaway en "Cristobal Colón"

Rachel Weisz en "La Fuente"

Este problema recién se está solucionando gracias a la Tudormania. Cuando se habla de Catalina de Aragón siempre se la compara favorablemente con la madre. Incluso en “Wolf Hall”, cuando los nobles desdeñan la posibilidad de Maria de reinar porque es mujer, le sale Cromwell al paso recordando a la abuela de la princesita y su buena gestión como gobernante. Estoy contenta que estas series (Los Tudors principalmente) sean tan enfáticos en la influencia de España. Ha llegado al punto que en el disloque histórico que es “Reign”, Felipe II casi se apodera de Francia porque no le gusta como los Valois manejan a l problema hugonote.
Isabel de Valois, Reina de España, viene a meter en cintura a los franceses

Lo primordial es que el mundo gringo esté teniendo otra visión de España, una alejada de Inquisiciones y de Conquistadores. Lamentablemente, existe un prejuicio sobre el mundo Mediterráneo que exige esa visión exótica de princesas bailaoras, reinas de oropel y el Alcázar disfrazado de Alhambra. No es accidental lo del Alcázar, ¡que ya hay televidentes anglos que han gritado “ese es El Dorne!”, y es que así venden a la España histórica.

Los televidentes angloparlantes (eso abarca a Afro-Americanos que cuando se trata de otras culturas o espacios geográficos, salen con los mismos prejuicios o tal vez racismos de sus rivales caucásicos) andan preocupados porque “The White Princess” no presenta diversidad cultural. Como ya sabemos, las políticas de diversidad cultural del Primer Mundo se refieren estrictamente a variedad de géneros e inclusión de gente de diferente color de piel.   Para cumplir con esas políticas se sale con soluciones como lo del tablao sevillano. También lo de poner a Rodrigo de Puebla con cara de mercader levantino, lo que les hubiese encantado a sus enemigos que lo persiguieron, toda su vida, con acusaciones de ser Marrano.

La ironía es que el mundo contemporáneo tiende a asociar España con niñitas jaraneras, embajadores mostachudos, reinas tiesas con cara de cuadro de Picasso, pero para el inglés del Renacimiento, España era una inmensa potencia que cosechaba poder tanto en el campo de batalla, como en la conquista ultramarina y también, en las uniones dinásticas.  Por parte de su padre, Lizze descendía de Leonor de Castilla al igual que Enrique, vía Juan de Gante. La abuela de Isabel, Doña Catalina de Lancaster, era hija de Juan de Gante, ósea era inglesa. de ahí que Isabel fuese pelirroja (como lo eran Catalina de Aragón  y su hija Maria). Aquí no había superioridad racial por parte de los “blancos”.

Nos queda claro entonces que este episodio de “La Princesa Blanca” es un bochorno ¿Pero podemos lanzar la primera piedra? ¿Son los dramas de época del mundo hispano parlante más apegados a la realidad histórica?  Ciertamente, no en lo que respecta a telenovelas y series históricas latinas que suelen ser tan anacrónicas que ya solo falta que los personajes saquen celulares y tablets de los miriñaques.

"                                            Primer encuentro entre los Reyes Católicos en "La Espada Negra"

Pasemos entonces al drama histórico español y comencemos precisamente con el tema Reyes Católicos. Las mejores Isabeles para mi han sido Maribel Martin en “La Espada Negra” y Michelle Jenner, por supuesto, que ha capturado de tal manera la imaginación popular española que la llevaron a hacer de Isabel en “El Ministerio del Tiempo” Un pequeño detalle, ambas son rubias. Se  olvidan que Isabel tuvo cabello rubio rojizo en su juventud, pero que cuadros de su época madura muestran que el cabello se le oscureció hasta adquirir un rojo cobrizo.

 Isabel en su juventud

Isabel en 1490

Michelle Jenner como Isabel

A mi comenzó a atraparme” Isabel” a partir de la segunda temporada que siguió la pauta de “Los Tudors” de ampliar el panorama, salir de las fronteras españolas y mostrarnos la influencia de Castilla en el tapiz europeo. Pero en la primera temporada hubo bemoles apoteósicos y a ratos parecía querer copiar a GOT, que un discurso de Don Beltrán de la Cueva salió calcado de uno de Theon Greyjoy tras la batalla del Bosque Susurrante.

” Isabel” dejó la vara alta para los dramas históricos. La siguió “Carlos Emperador, muy buena, muy lujosa, pero había actores infames ahí… mejor no sigo, y también jugaban con la historia. Esa hermana de Carlos, Leonor, estaba peor que la hermana de Enrique en” Los Tudors”, y no se sabía si los hijos eran del marido o del hijastro. Igual me dio pena que la cortaran, tenía tantas ramificaciones y cumplía con mi requisito principal del drama histórico, obligarme a leer más sobre el tema. Algo que no encontré ni en “Toledo”, ni en “Hispania”, ni en “El Final del Camino”, que ya estaban como” Bandolera” en su carencia de atmosfera de época o falta de asesoria histórica.

Leonor de Austria 

Recientemente me enteré de una miniserie que dieron este año llamada “Reinas” y que venía a ser el aporte español a la inagotable Tudormania. Me dio pena perdérmela y aun mas saber que no tuvo éxito.  Yo ando con mucho tacto con los period pieces y la ficción histórica y suelo ser mucho más exigente con el material en español. Tal vez porque hubo una época en que para mí la mejor televisión de época venia de España (los 80s) y tal vez porque la desilusión que sufrí con “Águila Roja” me dejó traumatizada.
Laura , verdadera reina de Las Españas

Cuando nos reímos de los esperpéntica que les quedó la visita real a Andalucía en The White Princess” tengo que detenerme y recordar esa corte barroca de “Águila Roja” donde los únicos buenos eran los criados (y ni tanto) Si vamos a quejarnos de despropósitos históricos ¿qué tal que todos los matrimonios de Felipe IV eran nulos porque en su juventud el rey se había casado con una condesa francesa y había procreado a los tres engendros más tarados de Las Españas? Y cuando hablamos de anacronismos recordemos los modelitos de Lucrecia, al lado de los cuales el vestuario de “Reign” es rigurosamente histórico. 
Lucrecia andaba disfrazada de La Reina Mala en Once Upon a Time

Margarita no se peinaba nunca

Y Lucrecia , a veces, se peinaba demasiado

Concluyo con lo que creo que explico mejor en mi nota sobre la feminización del period drama. Somos tolerantes mientras no nos pisen los callos.  Que no se nos olvide esta vergüenza ajena que nos ha proporcionado “The White Princess” para la próxima vez que veamos cómo se pasan por las nalgas los hechos históricos, tanto en series gringas como hispanas. 

Ahh ¿y saben lo que más confirma mi tesis? Que en mi paseo por las redes sociales en español me encuentro con perlas como” en la España de las Tres Culturas es posible que esto haya ocurrido” y “Oí que ä Isabel la Católica en realidad le gustaba el flamenco” y “esto no es un documental. Se permiten las licencias”. Ahí tienen a los historiadores expertos de la era Twitter-Instagram que aprenden en la universidad de la más mediocre ficción histórica.


10 comentarios:

  1. Voy a empezar mi comentario diciendo que por favor, Malena, por ningún motivo veas "Reinas", el espantoso proyecto que José Luis Moreno quiso hacer pasar por serie en enero de este año. ¿Sabes por qué no tuvo éxito? porque fue lo peor que se ha hecho en ficción española: quisieron hacer una pelea de reinas épica y les salió cualquier cosa, diálogos y situaciones más ridículos, feministas e inverosímiles que los de Mantel/Gregory juntos, Isabel y María Estuardo se veían y hablaban 3 veces por capítulo, personajes incoherentes y el doblaje castellano era horrible. No sé como hice para terminarla. La ficción española nunca me ha gustado; jamás tuvo algo rescatable (recién han empezado a producir material decente, Isabel y similares vienen a la mente) pero "Reinas" fue cualquier cosa. Fue un intento y espero ahí se quede. Para la próxima, si quieren arruinar la historia, por lo menos no tomen personajes reconocidos como estas figuras de Escocia e Inglaterra.

    Bueno, al tema: Starz quería un Game of thrones feminista, así vendieron la princesa blanca. Por eso te decía que varias blogueras mujeres están escribiendo sobre hasta qué punto es su culpa esta tendencia de la sobreexplotación del girl power (el tema del empoderamiento femenino es atractivo, tanto para nosotros los hombres como para las mujeres, sino mira a la Lagertha de Michael Hirst o Daenerys/Cersei de GoT). En este caso las escritoras lo intentaron hacer pero fallaron, y convirtieron a Margarita Beaufort e Isabel de York en "mujeres asesinas". Me pregunto si a las feministas les interesa cuando menos un poquito las personas históricas en que se basa esta serie o si se trata, como tu y muchas otras han manifestado, de complacer ciertas audiencias/agendas. Extraño a la reina blanca; esa Margarita fanática pero no taaaan amargada, incluso tenía momentos de comedia, su relación con Stanley era más llevadera, no sé qué pasó en estos 4 años pero algo cambió, y eso que fueron las mismas escritoras.
     
    En series latinas no hay mucho, o casi nada, que rescatar en el tema histórico, lo único que he visto son las series bíblicas de Brasil que ahora están de moda (y que son tan históricas como que Dios hizo el mundo en 7 días) o telenovelas como el Zorro, Isaura o de ese tipo, que por ser novelas tampoco cuidan esto (en el Zorro el escritor metió en la historia gitanos, tribus de caníbales, brujas, una trama como la del hombre de la máscara de hierro, amazonas y todo en la California del siglo XIX, con eso te digo todo).

    Sobre la última parte: El problema con estos millenials es que creen que las novelas de Hilary Mantel son historia, la semana pasada me topé con el artículo que mencionaste sobre un profesor británico que se quejaba por eso y no supe si reír o llorar. Digo, que te interese la historia porque leíste una novela es una cosa, pero de ahí a creer que lo que estás leyendo es 100% factual hay mucho trecho y encima en una era como la nuestra, donde hay internet para investigar. ¿En serio hay gente que piensa que los fanfictions de Mantel y Gregory son historia? Me quiero matar. Wolf Hall denigra malintencionadamente la figura de Ana Bolena, perpetuando el (falso) estereotipo de la mujer mala, manipuladora y adúltera, todo para beatificar a Cromwell a expensas del resto de personajes. Dios, por lo menos Michael Hirst tenía idea de lo que estaba escribiendo.

    Malena, en otro comentario mencionaste que querías escribir una entrada sobre Sarah Volger y su multifacética María Tudor, y se me ocurrió una idea: Tengo una entrevista que le hicieron a Michael Hirst sobre el proceso de escritura de los Tudor. Si yo la traduzco al español, y te la envío (por correo, face, dropbox o lo que sea) en un documento de Word o en un bloc de notas ¿podrías publicarla en tu blog, junto con tus impresiones, imágenes/videos del elenco, análisis de los personajes, como una especie de reseña? Podríamos hacer un especial sobre los 10 años de los Tudor, la mejor serie histórica de la TV hasta ahora. Es sólo una idea. Ya me dices

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te mandé una solicitud de amistad a FB. En un rato te respondo aquí.

      Eliminar
    2. Antes que todo, disculpas por la tardanza. Después que te escribí, me puse mal y tuve que acostarme. Pésima idea en el domingo que es el primer día de la semana, y lo dedicamos al lavado y a la limpieza. DE hecho, en un rato tengo que bajar a poner la ropa en la secadora.
      Gracias por recordarme el aniversario de “los Tudor”. ¿Ves? Eso es lo que llamo la oportunidad mágica. ¿Por qué me dio la Tudormania este año y no cuando vi Los Tudor por primera vez? Vamos a hacer algo, ya que no celebré el aniversario en abril, vamos a abrir temporada Tudor en este blog (el otro ha sido tudor desde que lo abrí) hasta el primero de abril del 18 (si D-s me da vida, cabeza y notebook para eso)
      Mi intención había sido la de escribir varios artículos sobre el programa, porque hay tela que cortar para rato. Y eso que desde el 2007 se abrieron (y muchos cerrados) blogs sobre los Tudor a un porcentaje de uno al mes, en mi otro blog tengo varios todavía en función en mi blogroll.
      Sobre tu artículo, no acostumbro copiar textos ajenos, pero esta es mi propuesta. Pásamelo y yo prometo escoger citas pertinentes (dándote el crédito de traductor, por supuesto) y las iré incluyendo en los artículos que D-s mediante vaya sacando.
      Sobre Lady Mary, yo pensaba algo como “Lo más bonito de los Tudor que obviamente son ella y Henry Cavill, y también sobre como la imaginación friki los había emparejado cuando creo que solo tienen una escena juntos en toda la serie (algo parecido ocurrió con Sansa y Jaime Lannister en GOT), pero también como el ver lo que sufrió Maria afectó su psiquis y ayudó a la creación de Bloody Mary.
      Así es que, si te parece, pásame el articulo por el Messenger de FB y dime donde se publicó originalmente, porque eso también debo ponerlo.
      La Gatita Elle también me aconseja no ver “Reinas “ya me bajó la curiosidad. ¿A poco esta tan mala?
      Como soy más vieja que tu tengo un recuerdo de lo que yo llamó La Edad de Oro de RTVE y que para mí se cifra en los 70s y 80s donde en España se hicieron series de época, adaptaciones literarias, versiones de obras de teatro, y algunas cosas históricas como Cervantes con Julián Mateos y Teresa de Jesús, que aun en esa época sin tanto efecto especial impresionaban, por lo que hoy falta, buenas actuaciones y coherencia argumental. Que Zapatero con su hincapié en la memoria histórica lo que hizo fue darles chipe libre a obras que más que memoria parecían producto de un Alzheimer panfletario. Que lo hecho en este siglo solo ofrece como rescatable; Isabel, El Tiempo entre Costuras, y Cuéntame cómo pasó. Esta última hasta que llegan a la Transición que de ahí perdió el rumbo totalmente.
      Me vas a tener que pasar las direcciones de esos blogs femeninos, porque los no los conocía. Espero que hayas leído mi entrada sobre las mujeres de Vikings. El faux feminismo dice que la mujer poderosa kicks ass, patea a todo el mundo y sobre todo a las otras mujeres. YO digo que eso un concepto patriarcal antiguo (hay que dividir a las hembras para que no se alíen en contras nosotros) con uno nuevo (que sepan defenderse así no tengo yo que defenderlas) hay otros peores, peor aun es que lo propaguen mujeres con ovarios. El mejor sitio para esa propagación es la ficción, y la histórica también se ha convertido en un buen trampolín para estas ideologías feministas que son la misoginia misma.
      Primero que me leí ya el libro de Doña Pippa y la exonero, porque todo lo disparatado de la serie lo inventó Starz. La tal Emma se llena la boca con que quitó lo de las violaciones sistemáticas. Pero en cambió dejo algo que, si se ve como violación, porque Enrique se encierra con Lizzie en un cuarto y no le da alternativa. Como ella dirá, más tarde, no se puede levantar una mano en contra del rey, eso es traición.

      Eliminar
    3. A Margarita de La a Reina Blanca, la salvó Amanda Hale, que buena actriz la muchacha y sin ser bonita, era atractiva gracias al carisma actoral de ella. Me encantaban esas escenas con el marido, sus muecas, sus mordidas de labio. Muy expresiva. Michelle Farley aquí parece lagartija en dos patas, y es una especie de monje negro que se pasea por ahí destilando veneno y sembrando cizaña. ¿Eso es una mujer fuerte? No lo creo.
      No, por eso es que digo que hay que tener cuidado antes de ver paja en ojo ajeno. Si tienes cola de paja, no te acerques al fuego. La telenovela histórica latinoamericana se enterró, al menos en México, con Don Ernesto Alonso. En Brasil con todo el oro que perdieron con Tierra Esperanza ahora solo le queda para estas parodias bíblicas. En Chile para el Bicentenario hicieron unas chambonadas… que no quiero recordar. En Colombia, lo último decente fue “La Pola” que les quedó muy bien. Los intentos de Telemundo” Él Zorro” y” Rauzan” ya daban vómitos. Cuando un piensa en Christian Meier del Zorro, y el mismo actor en “Luz Maria” que hizo en tu país, a fines de los 90s, uno se da cuenta de cómo un actor cambia de acuerdo al material que le dan.
      ¿Viste el final de Reign?

      Eliminar
    4. No te preocupes Malena (¿tu nombre real es Malena o es un acrónimo del nombre María Elena? ¿cómo prefieres que te llamen?) yo también me tardo en contestar,
      y hoy más porque estoy resfriado por la llegada del invierno. Así que me tocó pasar el día confinado en mi habitación, tapado hasta las orejas y leyendo un buen libro periodístico de testimonios de sobrevivientes de Ravensbrück, el único campo de concentración femenino de la segunda guerra mundial. Estoy por acabarlo, me faltan 2 capítulos. Testimonios traumatizantes pero también historias inspiradoras. El libro recién salió el año pasado y tuve la suerte de conseguirme una copia en formato Epub, y de verdad el libro está bastante bien investigado, y da una visión muy detallada sobre este campo, a veces ignorado por los historiadores. Después de leer esto, es imposible entender como los negacionistas dicen que el holocausto nunca ocurrió y que todo es un invento (sobre todo los millenials, porque en esta era de facebook y twitter está de moda ser conspiranóico y de paso historiador de Wikipedia). Hay cosas que simplemente no puedes inventar, experiencias demasiado crueles, demasiado horribles, pero también humanidad en ese infierno. Muy recomendable el libro.

      Bueno al tema: Ya acepté tu invitación y me haré a la tarea de traducir aquella entrevista, que no es tan conocida. En realidad puedes publicarla en la forma que quieras, eso de la serie de posts sobre cada aspecto de la Tudormania me parece excelente (porque tienes razón, hay mucho que desgranar: la transformación de Enrique, el proceso de la reforma, María la sanguinaria y todo lo que sufrió que la llevó a ser tan fanática y represiva en su reinado, Cromwell, Ana Bolena y todas las cosas buenas que hizo, tratando de cambiar todo un reino para hacerlo mejor, y si sigo nos quedamos hasta mañana jaja). En realidad sólo era una idea mía, tenemos que celebrarle su aniversario a esta ya clásica serie porque parece que nadie lo ha notado, pese a que la serie ahora es popular porque la están reemitiendo en algunos países y ya la pusieron en Netflix y Clarovideo. Así que yo feliz con esos futuros posts sobre estas personas históricas, muchas veces malentendidas y denigradas por escritores como Mantel, Gregory y similares.

      En lo personal prefiero no acercarme a los libros de doña Pippa, porque leí la otra Bolena y te juro que no la pude terminar: tanta invención, cambio de personalidades mezclado con su estilo fanfictionero, mas el hecho de que la historia de la reforma está totalmente ausente y la demonización de Ana...en serio lo dejé, me cansó, y mira que a mí no me molestan tanto los cambios o puntos de vista siempre y cuando respeten la historia o se base en investigación, pero esto pasó de gracioso a ridículo. Con Wolf Hall me pasó lo mismo y la serie la terminé a regañadientes, no entiendo por qué la sobrevaloran.

      Amanda Hale que buena actriz, quizá si hubiesen conservado el mismo reparto y la misma compañía productora la princesa no hubiera sido taaan mala. Hablando del empoderamiento pues sí, el girl power está de moda ahora mas que nunca, y es interesante saber cómo se sienten ustedes las mujeres al respecto: que les gusta y disgusta de estas historias. Leí tu entrada sobre Vikingos y me encantó, me hiciste reevaluar mi visionado y salir de mi enamoramiento parcial con Lagertha, que de hecho no soy el único porque anda a ver la cantidad de fans que tiene: hombres, mujeres, lesbianas, todos la adoran. Creo que por eso Michael la escribe como la escribe, para complacer a todos, pero como está basada en leyendas pues como que no le sale tan bien. Luego hablaré de eso.

      No ví el final de Reign porque en Latinoamérica no la pasan por cable y Netflix aún no pone la temp 4. Dime ¿fue histórico como predije? María y Francisco fueron TT en twitter así que supongo que las escritoras los reunieron en un final post mórtem tipo fantasía. Espero que por lo menos hayan mantenido el discurso final de María.

      Hoy es día del padre y cierro con esta pregunta para ustedes: ¿Creen que Enrique VIII fue un pésimo padre?

      Eliminar
    5. Uy cuídate ese resfriado. Dime Malena, es un acrónimo.
      Interesante lo del libro que estás leyendo. Ravensbruck es un campo poco explorado y eso que ahí hubo mucha gente importante, Lily de Chambure la única Rothschild que los Nazis pudieron atrapar, Milena, la que fue amante de Kafka, Ahí estuvo encerrada la viuda del Conde von Stauffenberg y ahí mataron a Olga Benario Prestes, la comunista brasileña.
      Yo leí dos libros sobre RAvebsbruck, pero son antiguos, los dos escritos por sobrevivientes. Uno por la etnóloga francesa Germaine Tillion, el otro por la neoyorquina Gemma Gluck, hermana del entonces alcalde de NY, Fiorello Laguardia. Lo curioso es que ninguna de las dos era judía (bueno en teoría Gluck si, su madre era judía triestina, pero el padre era italiano y a Gemma y a Fiorello los criaron en la Iglesia Episcopal). Solo la mitad de las prisioneras de Ravebsbruck eran judías. DE hecho, creo, tu libro lo explicará mejor que la cámara de gas que construyeron fue para matar un grupo de niñas alemanas consideradas “delincuentes” por los Nazis.
      Hago hincapié en la población no-judía martirizada en Ravensbruck porque son sus testimonios los que refutan la mayor mentira de los negacionistas que el holocausto es una fabricación judía. Bueno, el negacionismo y el anti sionismo son disfraces para el antisemitismo moderno.
      Creí que ya lo tenías traducido. Entonces, pásame el artículo en inglés, y yo traduciré las citas. ES más rápido y memos trabajo para ti. Aquí en USA, el canal Ovation repitió los Tudor a comienzos de este año, pero yo tengo la suerte de que Showtime le ha cedido toda la serie al servicio ON Demand de mi proveedor de cable Spectrum, así que los puedo ver cuando me da la gana.
      Doña Pippa es muy Contreras Machuca, como decimos en Chile. Le da por llevarle la contraria a los historiadores. Cuando escribió La Otra Bolena, dijo que había sacado todo eso de George gay y del incesto de Ana y él hermano, de una historiadora llamada Rheta Wernicke, quien intentó desligarse de Gregory diciendo que se la había malinterpretado.
      No podían conservar el mismo reparto, primero porque hubo un gap de cinco años entre La Reina y La Princesa. En ese tiempo, las actrices tuvieron otros compromisos. Además, Rebecca y Amanda eran demasiado jóvenes para interpretar abuelas (Margaret Beaufort tuvo a Henry cuando tenía 13 años, obviamente iba a ser una abuela jovencísima, pero los productores siempre se van por los estereotipos) por eso trajeron a Essie y a Michelle.
      Yo no tengo problema con Lagertha, solo que es como Cromwell-More. ¿Por qué endiosarla a ella implica despreciar a Aslaug?
      El final de Reign reveló que era cierto lo que se quejaban Rachel y Adelaide. Eso de que llegaron al foro y les dijeron “hoy filmamos el final” Parece que las escenas de la ejecución, y la reunión celestial de Maria y Francisco ya estaban filmadas. lo que hicieron es que llegaron a la muerte de Darnley y ahí arrestan a Mary y Bothwell, Mary le alcanza a pasar el niño a Moray, y ahí salto de 20 años hasta el cadalso. Obvio que se esperaban un espacio de dos o tres caps. mas para la boda con Bothwell y el viaje a Inglaterra. Pero no, lo dejaron así. Un “léanse un libro de historia y así se enteran de resto”. Lo genial y que nunca se acercó a la historia fue Francia que acabó como empezó, con brujas, intervenciones diabólicas, beso lésbico de Catalina y hasta la aparición de “la Reine Margot” Los voy a echar de menos.
      Voy a ponerme a trabajar en nuestra princesa favorita, pero antes debo publicar el final de mis hachazos a “Wolf Hall” Un abrazo y espero te sientas mejor.
      PD Para mi Enrique era un tirano psicópata como Nerón y Stalin. no lo creo incapaz de afectos, pero sus sentimientos eran volubles y no duraban. Todas las muertes acaecidas en los reinados de sus hijas, se las achacó a la psicosis que les lego a ambas con su tratamiento esquizofrénico, pero más hablaré cuando me toque Bloody Mary.

      Eliminar
  2. Ois, que divina era Lucrecia ;) Ahora en serio, no sé como tuviste tragaderas para ver tantas temporadas de Águila Roja, aparte de de Francis Lorenzo y su parecido con tu Lord H. Lo que es sorprendente es que Águila Roja tuviera más audiencia de la que tiene ahora el Ministerio del Tiempo. Haz caso a George y ni te acerques a las Reinas de JL Moreno.
    Supongo que filmaron en Sevilla porque les salía más barato que en Granada, y como dices si JdT tienen su Dorne, ellos también. El pobre Fernando parece que está empotrado ahí entre columnas para no ver la faz tan peculiar de su cónyuge.

    Lo que asocien a España con flamenco, toros etc es debido a que durante muchos años es la imagen que hemos exportado de cara el exterior. Cierto que el folclore andaluz es bonito y llamativo, pero ya sabes bien que el norte y sur de España se parecen como el agua y el aceite e incluso cada comunidad tienes sus peculiaridades como cualquier país.
    También cuenta la leyenda negra española creada por Inglaterra y Países bajos aún remanente actualmente, y que no es más que imperiofobia, algo que también sufrió Roma en su tiempo y sufre actualmente los EEUU.
    Hay mucho tonto suelto por las redes que se cree en posesión de la verdad absoluta transgiversando la historia, y lo peor es últimamente te encuentras con titulares en medios generalistas de más o menos prestigio como: "Twitter dice..." "Twitter protesta por....". Tumblr parece un pozo negro ya, ni me meto entre tanto alegato pseudofeminista recalcitrante. Y lo que dices, no se puede aplicar la realidad social y racial de los EEUU al resto del mundo , cada país tiene la suya propia, y menos mal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Corrección Gatita Elle, que el parecido entre Lord H. y el gallego fue algo que percibí el 2015, y ya llevaba tres años sufriendo con Águila. Es cierto que siempre le tuve ley a Hernán y soñé con su redención. No, eso no iba a pasar nunca. Águila Roja fue el resultado del desmadre que provocó el de La Ceja con su “memoria histórica” con esa intención de mostrar que todos los males de España venían de la complicidad entre una iglesia corrupta y una monarquía irresponsable. Y que quienes los secundaban como nobles ambiciosos y autoridades (ejército, policía) eran tan culpables como ellos. Parte de razón hay, pero faltaron elementos a este cuadro y el retrato de los reyes fue de un maniqueísmo espantoso.
      Águila Roja fue una bofetada al Capitán Alatriste y a su autor, que siempre se quejaba de que en las escuelas españolas no se enseñaba el Barroco. Por alguna razón, aunque Pérez Reverte no es de Derechas, la progresía se la tiene jurada.
      Pero me preocupa eso que dices de que AR tenía mayor audiencia que El Ministerio. Si esta última es tan original que los gringos ya la han copiado. Me temo que en España se les ha pasado el gusto por lo bueno.
      La que esta empotrada en el tocado es Rossi de Palma, que es como que dijeran “¿No le quieres ver la cara? Ahí te la enmarcamos para que no te la pierdas”
      Cuando yo le digo a gente aquí que, en tu tierra, la gente es más pelirroja que morena, no me creen. Para el anglo, España es lo que las oficinas de turismo le vendieron durante el franquismo. Pero no le echemos la culpa al Caudillo de todo. Que, por algo, Louis XIV decía que Europa acababa en los Pirineos, y en el Siglo XIX se decía que España era África. Si la envidia fuera tiña…
      Por eso te decía que admiro lo que la Tudormania ha hecho de mostrar una España poderosa y hábil que va mas allá de la Inquisición. Después de todas las torturas que vemos en la Inglaterra Tudor, y las persecuciones y matanzas de católicos en la era Isabelina, no pueden lanzar piedras.
      Me temo que, para nosotras, las que nos enteramos de lo que ocurre en el mundo aquí en Internet, lo que se dice en las redes sociales pesa mucho. no solo los trolls, sino que hay sitios enteros (¡Yahoo!!!!, por ejemplo) que junto a las “fake news” traen esas normas morales de la supuesta corrección política. Mira que desde que llegue a Usa vivo con terror de la apropiación cultural, término que nada significaba para mi antes. Y yo que amo el jazz, me da miedo escucharlo, y pensaba si no debía borrar de mis álbumes de Pinterest, uno que hice de Dorothy Dandridge. Mi hermano me dice que el mundo no piensa así. ¿Pero qué mundo? Si todo lo importante parece que ocurre en las redes sociales. Si hasta Trump vive en Twitter

      Eliminar
  3. jugosos comentarios!!!!hum, ricos, ricos, estas buhas no vieron reinas, ni lo veran segun sus dichos. besotesbuhos, queda compartida!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola buhitas, miren por donde que le estamos haciendo mala propaganda a "Reinas".

      Eliminar