domingo, 9 de febrero de 2014

El Tiempo entre Costuras: una grata sorpresa del 2013



Cuanto más me adentro en la temporada televisiva del 2014, o cuando miro retrospectivamente a la del 2013, más me convenzo que hay un nivel de mediocridad que afecta a los guiones televisivos. Por eso es un gusto recordar lo mejor del año que se fue (“Ray Donovan”, “Masters of Sex” y “Sleepy Hollow”) o cuando me encuentro con un producto extranjero que cumple con los requisitos que la televisión gringa parece haber olvidado. Me refiero a la adaptación del bestseller de María Dueñas El tiempo entre costuras.

Confieso que no he leído esta novela que en los últimos años ha ocupado los lugares más altos de la lista de los más vendidos (y no solo en España). Adoro el mundo de la moda, adoro a moda de los 30’s y 40’s (y la música, y el cine y la historia, etc.). Me encantan las historias de espionaje  de la Segunda Guerra Mundial, pero aunque la sinopsis me parecía muy interesante., tenía mis reparos.

La literatura, cine y televisión española llevan más de una década al servicio de la famosa “memoria histórica” que yo apodo la “memoria histérica” porque es desaforadamente propagandista. Incluso libros de orientación de Derechas (La enfermera de Brunete, La primera en peligro de la libertad) no pueden evitar caer en el discurso partidista y panfletario. Por eso tanteé el terreno antes de comprar el libro de la Sra. Dueñas.


Mi ex pareja me lo resumió sucintamente: “un libro presuntuoso”. Con eso lo dejé de lado, aparte que andaba medio envidiosilla. Vi una entrevista en que Doña María se vanagloriaba de haber publicado su libro a menos de un año de haberlo escrito. Con eso me convencí que la novelita debía tener todo para satisfacer el gusto de los devotos de la “memoria histérica”. Aun así me hizo ilusión cuando Antena 3 anunció que la adaptaba a formato de miniserie. El hecho de que la protagonista fuera Adriana Ugarte, mi adorada Victoria de “La Señora”, jugó su papel en mi interés.

El caso es que “El Tiempo entre Costuras” se demoró en llegar a la pantalla. Debutó en España en octubre del 2013, y la señal internacional de Antena 3 nos la trajo este enero del 2014. Pero es que la serie es como un modelo de Sira Quiroga, la protagonista, tiene que hacerse esperar y vale la pena esperarlo. Lo mismo ocurrió con el primer capítulo, que no me gustó nada, pero me enganchó al final y de ahí no me ha soltado.

Felicito a María Dueñas por eludir las trampas de la “Memoria histérica”. Inicialmente pensé que situar su novela en Marruecos era una forma de escabullirse de ese tema, pero descubrí que las razones se debían a que quería escribir sobre el Tetuán de sus padres y abuelos, y también incluir al personaje de Rosalinda Fox. Aun así, la obra no cae nunca en partidismo político.

La verdadera Rosalinda Powell Fox

Hannah New como Rosalinda (laverdad.es)


La historia comienza en el Madrid de 1934. Sira Quiroga es la hija de Dolores, una humilde costurera y madre soltera. Sira tiene también habilidad para la aguja, pero le llega un novio con aspiraciones que cree que para superarse, ella debe estudiar secretariado. La novia tiene tantos problemas con el teclado como Servidora. Termina encamándose con el gerente de la tienda de maquinas de escribir y rompiendo su compromiso. El tal Ramiro, se nota a la legua que es una fichita, pero Sira le cree el cuento por la cara bonita y se va a vivir con él.

Ramiro y Sira (ademagazine.com)


Es por entonces que el padre de Sira, un señor principal, da señales de vida. Manda venir a Sira y a Dolores a su casa y les hace entrega de una fuerte cantidad, más el contenido de un joyero. Parece que es un visionario y se percata que España va camino a una guerra civil. Quiere que Sira y su madre se pongan a salvo.

La mamá de Sira le entrega toda esa fortuna a su hija y ésta, pasándose de boba, se la da a Ramirito. Al Ramiro se le ocurre que deben irse al Marruecos español y poner una escuela de secretariado. Si, porque los moros se mueren por aprender mecanografía. La encandilada Sira lo sigue a Tánger donde (y a sus costillas) Ramiro se la pasa en juergas, comiendo, bebiendo, jugando y coqueteando con otras féminas.

Ramiro de jarana (antena3.com)


Sira comienza a sentirse mal, con vómitos, mareos y ya no tolera la comida. El Ramiro sale más listo que ella, se da cuenta que a su mujer le crece la tripa así que empaca el dinero del suegro y huye de Marruecos, dejando atrás acreedores por doquier y una compungida carta. Sira hace su maleta y huye a Tetuán, pero en el bus le viene una hemorragia. Fue la primera vez, en  una hora de bufar ante la tele,  que el personaje me dio lastima.


Para cuando Sira regresa al mundo de los vivos, está en un hospital de Tetuán, sin hijo, pero encadenada a su cama. Se le aparece Palomares, un individuo bien pesado que por suerte ni corta ni pincha aunque se da muchas ínfulas por ser policía. Palomares acusa a Sira de ser una ratera, pero lo interrumpe su superior, el comisario Claudio Vásquez.

Palomares y Vasquez (teinteresa.com)


Vásquez es un personaje que me encanta. Su intérprete, Francesc Garrido, ha dicho que es ambiguo, que no se sabe si es bueno o malo. Lo cierto es que se convierte en el hado padrino de Sira (en el fondo creo que está enamorado de ella). Le cuenta que su madrastra y hermanastros la han acusado de robarse las joyas familiares. No hay manera de arreglar eso porque ha ocurrido el Alzamiento y España está en guerra. El le cree a Sira porque leyó la carta de despedida de Ramiro. Le consigue una prorroga de un año para que pague su cuenta del hotel. Por ahora no podrá dejar Tetuán y él la estará vigilando, pero como Sira no tiene un centavo, Vásquez la lleva a la pensión de Candelaria a vivir de gratis.



Candelaria (Maricarmen González) es otro personaje maravilloso, la esencia de lo mejor del pueblo andaluz, llena de sabiduría y sentimientos maternales que derrama sobre Sira que anda en la etapa de llorar por los rincones como La Zarzamora de la copla. Entretanto conocemos a los huéspedes de Candelaria, que representan a las dos Españas: La Roja y La Franquista. Se entretienen lanzándose insultos por sobre la mesa a la hora de las comidas.

Sira y las damas de la pensión.


Por fin, Sira sale de su letargo y se pone a hacerles vestidos a las señoras dela pensión. Ahí descubre que es un  hada con la aguja. También descubre que un huésped hace pasaportes falsos. Sira quiere volver a España con su madre y con coqueterías ya está por conseguirse un pasaporte cuando llega Palomares y arresta al falsificador. Registrando su cuarto, Candelaria y Sira encuentran un arsenal de revólveres. Y aquí viene uno de los episodios más entretenidos de la historia.

Estas dos señoras ingenuas se van al bajo mundo marroquí a traficar con amas. Lo curioso es que consiguen clientes, pero llegada la noche de la entrega, será Sira, disfrazada de mora, la que tendrá que recorrer las desconocidas callejuelas de Tetuán para entregar la mercancía.



Con ese dinero pone una elegantísima casa de modas y comienza a y hacerse un nombre. Aparte que se consigue una corte de protectores. La primera la fiel  Candelaria siempre trayéndole clientas de postín, como las esposas de diplomáticos alemanes, porque pronto Sira descubrirá lo fuerte que es la influencia de la Alemania Nazi en El Protectorado.

El Comisario Vásquez, aunque tiene dudas sobre la procedencia del dinero que costeó la casa de modas, sigue ayudando a Sira, tanto como Jámila, su encantadora criada marroquí. A elos se les agrega Félix un pintor  gay enclosetado, que vive con su madre en el mismo edificio en que está la casa de modas. Es Félix quien se encarga de “desasnar” a Sira enseñándole modales, instruyéndola, e informándola sobre la alta sociedad de Tetuán.

(jamila (teinteresa.es)

Sira y Félix (teinteresa.es)

Pero la ayuda más importante le llega a Sira en la forma de Rosalinda Fox (Hannah New, la Eleanor Guthrie de “Black Sails”), un personaje de la vida real que será la mejor clienta y la mejor amiga de la modista. La historia nunca ha podido probarlo, pero siempre se ha sospechado que la Fox era una espía que trabajó para los ingleses aprovechando su status de amante del General Juan Luis Beigbeder, Alto Comisario del Protectorado.



La serie (y me imagino la novela) pinta un halagüeño retrato de Beigbeder, uno de los mas enigmáticos miembros de la Corte Franquista. Tanto los alemanes como los españoles temen que Rosalinda influya sobre su amante, y éste sobre El Generalísimo, a favor de Inglaterra. Vásquez advierte a Sira que esa amistad no le conviene. Pero Sira está empeñada en traerse a su madre de España y Rosalinda puede ayudarla.

Beigbeder y Rosalinda

Es La Fox quien la pone en contacto con un corresponsal de guerra británico llamado Marcus Logan (Pete Vives). A pesar de que Vásquez mantiene bajo vigilancia al periodista, que parece estar mas interesado en recaudar información de lo que debería, Sira sigue en contacto con Logan porque puede ayudarla, porque está bien bonito (un poco como Jude Lowe pero mas alto) y termina sin proponérselo, espiando para el.

Sira y Marcus (stylelovely.com)


La serie lo tiene todo: buenas actuaciones, una escenografía espectacular mas fílmica que televisiva, suspenso, intriga y personajes que caen bien sin ser cursis o unidimensionales. El vestuario es divino, la historia equilibra muy bien la importancia de la moda aun en momentos de crisis política, pero también muestra como la moda puede se reclutada para una causa. Es su posición como la mejor modista de Tetuán la que pone a Sira en contacto con gente importante, peligrosa, pero también llena de información.

Sira es un personaje que, al menos en la serie, evoluciona. Es muy valiente, aprende a cuidarse sin endurecerse, es buena amiga de sus amigos y tiene el don de atraer a la gente. No solo porque es bonita sino porque además sabe arreglarse y, gracias a Félix, ha aprendido a desenvolverse en un mundo que no es el suyo. A mi parecer  es una heroína ideal, y no quiero leer la novela para saber si tendrá un triste fin o  si Marcus no será el hombre de su vida. Lo que si sé es que la novela cubre las actividades de Sira durante la Segunda Guerra Mundial, y como recién estamos en el cuarto episodio (son diez) y en 1937, faltan bastantes aventuras por ver.

La serie que ha tenido alta sintonía, ha impresionado al mundo al otro lado del Atlántico, donde se la compara con “Downton Abbey”. Tanto es el interés en ella que los norteamericanos planean hace su propia versión que llamarán “Time in Between”. ¿Les quedará tan exquisita?


Para quien tiene Antena 3, la señal Internacional la está ofreciendo todos los domingos por la noche después de “El Homiguero”.

14 comentarios:

  1. No me he leído la entrada completa porque quiero que me sorprenda y la verdad es que estoy buscando algo como esto para que llene el vacío que me dejo Tierra de Lobos, que se volvió una verdadera mi++da en la tercera temporada, tanto que simplemente no pase de capítulo 3 que horror así que le voy a poner el ojo a esta serie =) me encanta que crearas este sitio así podremos discutir sobre muchas otras cosas =)

    ResponderEliminar
  2. Sii, Reina Nicoll, cuando hay audiencia, no hay que limitarse a un solo tema, y yo enterrada en el campo solo puedo ver tele. Espero la consigas o puedas verla directo por la señal internacional. O sino leete el libro.

    ResponderEliminar
  3. Justamente ayer mi madre le regaló a mi tía, por su cumpleaños, el libro que continúa la historia de El tiempo...! Luego de los años que vivió en España, mamá se ha vuelto fan de la madre patria y conoce todo lo que pasa por allá en cuanto a tele, así que ya me había recomendado esta serie... voy a tratar de mirarla, aunque ando medio complicada con el tema tiempos y horarios (y en un par de semanas, más aún... en fin...)
    Qué bueno, ya tengo otra adicción bloguera más! Mucha m... con este emprendimiento también, Malena!

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Reina Guivi, en realidad no es un blog muy ambicioso...todavía. Solo otro rincón para que las Reinas comentemos otros temas. ¿Hay una continuación al Tiempo? Sabía que María Dueñas había publicado otro libro, pero no que era una secuela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aparentemente, ese es el dato que tenía mi mamá... igualmente luego te lo confirmo, y busco el título...

      Eliminar
  5. La verdad es que en el primer capítulo Sira se me hacía tonta y antipática, pero al final cuando le viene el sangrado y con el Cliffhanger me ganó. Como bien dices querida Malena, ella crece y evoluciona mucho. Confieso que no me he leído el libro, pero sí pienso hacerlo.

    Lo que sí es les puedo contar es que el segundo libro de María Dueñas (Misión Olvido) no tiene nada que ver con la historia de El tiempo (al menos no que se vea). Les dejo la sinopsis que me copié de Wikipedia.

    Narra la historia de la profesora Blanca Perea que, tras ser abandonada por su marido e intentando huir de su propia vida, viaja a la universidad de Santa Catalina en California, con la beca conseguida para poner en orden el legado del profesor de Literatura Andrés Fontana, un olvidado hispanista exiliado tras la Guerra Civil Española y ya fallecido.
    Allí conocerá a su colega Daniel Carter, antiguo alumno del profesor Fontana, con el que establece una estrecha relación. Conoce asimismo a otras personas relacionadas con el profesor, con la España de mediados del siglo XX, y con las misiones franciscanas en la California del siglo XIX. Aparecen referencias a algunos personajes históricos como Ramón J. Sender y José Altimira.
    En paralelo, el campus universitario está agitado en esos días por un movimiento cívico contrario a la destrucción de un hermoso bosque en un paraje legendario donde pretende construirse un enorme centro comercial.
    Ambas tramas van convergiendo hasta el misterioso final de la novela.


    PD. No confío nadita en la versión estadounidense de El tiempo. Tienen mucho presupuesto y todo, pero siempre hacen alguna pavada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como la serie me tiene agarrada, no quiero ni saber del libro. La ropa me tiene realmente hipnotizada, ahora que Sira esta de regreso en Madrid y espiando full time para Los Aliados saca cada modelo. Es una novela de espionaje, más que nada, pero Sira no es una agente común y corriente. Me gusta mucho que use su cerebro para todo. Realmente se ha vuelto una mujer muy inteligente.
      ¿Te has visto la serie entera? Muchas gracias por convertirte en Gata Seriéfila

      Eliminar
  6. Amiga, coincidimos en todo con respecto a esta serie. Incluso tus pensamientos del primer capítulo y que no te engancho hasta el sangrado de Sira. Me paso exactamente lo mismo. Es curioso como Sira evoluciona. Leyendo los comentarios veo que todas coincidimos en que Sira era muy sosa al principio. Me pregunto si en la novela también es así o si es la actriz que le da ese carisma. Ahora veo en Netflix que hay otra serie española sobre moda en los años sesenta (Terciopelo?) La has visto?

    ResponderEliminar
  7. A Mi Ma le cayó mal Adriana Ugarte. A mi me gusta mucho. El libro es menos bueno que la serie. Primero porque visualmente la serie es suntuosa, segundo porque hay mas diálogos y acción. El libro es pura narrativa. Por ultimo los actores la bordan como dicen los españoles, y eso te acerca mucho más a los personajes. Velvet no es mala,pero es como telenovela. A mi no me enganchó nunca.

    ResponderEliminar
  8. Hola!! Apenas enganchada con la serie, desde México. En 2 días he visto 9 capítulos y esta muy buena. A la par estoy leyendo el libro.

    ResponderEliminar
  9. Hola!! Apenas enganchada con la serie, desde México. En 2 días he visto 9 capítulos y esta muy buena. A la par estoy leyendo el libro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rossana, bienvenida. ¿Y cuál te gusta más? ¿Libro o serie?

      Eliminar
  10. Por lo que leo la única histérica, partidista y panfletaria eres tú Malena, y además ignorante. Dicho esto, sí, una novela maravillosa, igual que la serie, que fue también estupenda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lanzar adjetivos negativos sobre una persona sin ser explicita ni referirse a los motivos que podrían provocar tales epítetos es una muestra de ignorancia. Como en el texto he acusado a todos los espectros políticos de ser subjetivos al momento de describir el Ayer español, el que me agredas demuestra que eres extremista o tal vez una troll, o como tu apodo, una pobre demente necesitada de tribuna para su ira. Me alego de proporciónatela porque seguro que en el mundo real ya nadie te la da.

      Eliminar