jueves, 24 de enero de 2019

Diario de Netflix de Enero: Babylon Berlín




Quien encuentra el cadáver de Stefan es Moritz. El pobre chico se aburre. Gereon le prohibió inspeccionar el galpón donde Wolter esconde las armas. Para entretenerse, Moritz les lanza un frasco de escarabajos a los vecinos que están follando en el patio.


Ok, super mega antisocial, pero me dio risa. Nosotros lo que hacíamos era rociar con la manguera a las parejas que se arrimaban a nuestra reja a besarse. El hombre indignado persigue a Moritz quien termina escondiéndose en las vías ferroviarias. Ahí encuentra el cuerpo de Stefan.

Gereon retorna de su misión aérea para encontrarse con la terrible noticia. Hay una reunión general de la policía y Boehm, enfrente de todos, acusa al bávaro de estar involucrado en la muerte de Stefan. Sucede que la bala que mató al joven policía venia de la misma arma con la que mataron a San José. Solo Gereon sabe que la bala que mató a Stefan provenía del revolver de Bruno Wolter.

Boehm se luce señalando los paralelos. Moritz encontró el cadáver de Stefan quien había ido a visitar a tío Gereon. El Inspector también fue la última persona vista en compañía de San José en el Pepita. Además, Boehm sabe que Rath sustrajo la evidencia. Gereon es tan transparente que se preocupa más en lanzarle miradas de reproche a Bruno quien comienza a darse cuenta de lo que ocurre.

Benda le cuenta a Gereon que Stefan era su espía. Consolando a la llorosa Lotte, Gereon casi la besa. Él le comenta sus sospechas sobre Wolter. Gereon llega a su casa y encuentra Helga en cama. Le dice que se vista y empaque. deben salir de casa de los Wolter. Se van a un hotel.

La pobre Lotte es tan pava que corre donde Bruno y le pregunta si mató a Stefan. Bruno le jura por su mujer que no lo hizo. Ok, fue una estupidez, pero la entiendo. le ha tomado cariño a Wolter. Además, esa niña no duerme, no puede pensar coherentemente. No quiere volver a casa, va donde Rudy y lo encuentra haciendo un trio, la invitan a formar una cama redonda, pero Charlotte solo quiere dormir. Se va al cine.

No es la única que hace tonterías. Aprovechado que los patrones han salido, y los niños duermen, Greta mete a Fritz a la casa. Como ya sospechamos que él no es trigo limpio nos enoja. Mas encima en vez de irse a dar su revolcón en el cuarto de la chica, él insiste en revisar la casa. Greta es tan poco responsable, incluso consigo misma. No le importa perder el empleo, ni quedar preñada de nuevo, porque tienen sexo sin protección sobre el escritorio de Benda.

Entretanto, Gereon se infiltra en la casa de Wolter y consigue la libeta de Stefan, pero su suerte es tal que al salir se tropieza con Bruno. Como hiciera Lotte, lo enfrenta directamente. Bruno se ríe, no niega haber matado al muchacho, pero le dice a Gereon que ante todos el Inspector Rath será el asesino, alguien que no pudo controlar su drogadicción, mató a San José y luego a Stefan, ofuscado por las drogas.

Gereon está tan dominado por las drogas que le administran que no se le ocurre que Wolter lo manda a seguir. Hay espías por todos lados. La Schwarze no descansa. La libreta está en taquigrafía. Gereon se la entrega a Lotte para que la traduzca. Un hombre se acerca a Lotte en el autobús, la invita a un schnapps. La secuestran.

Lotte despierta en el mismo cuarto (retrato de Yucatán en la pared) donde el padre de Gereon era azotado por prostitutas. Está encadenada a la pared. Entra un calvo y la libera. Entre él y el chico que la abordó en el bus, la escoltan hasta donde esta El Armenio. El gánster quiere saber qué pasa con el oro. Como Lotte no suelta prenda, la encierra en el frigorífico con los pescados.

En la pensión, Elizabeth limpia el cuarto de Gereon. Bajo la cama encuentra una libreta. Es de Kardakov.

Comienza la maquinaria legal para arrestar a lo mas granado de la Schwarze. Pero necesitan de Lotte y su cuaderno traducido. Gereon que está en el Jurásico sobre la situación actual de Lotte, manda a buscarla a su antigua dirección.

Moritz, que sigue aburrido, se va de regreso a casa de Bruno. Roba una llave, entra al sótano y detrás de los frascos de conservas, encuentra los cajones llenos de armas. Está manoseando un rifle cuando lo descubre Wolter. Le dice que con esas armas escribirán la historia y se lo lleva hacer prácticas de tiro admirándose de la destreza del pequeño Rath.

Los arrestados comienzan a alborotarse. Seeger le dice a Benda que es un extranjero (léase judío) y no debe meterse en asuntos alemanes. El coronel Wendt es más drástico. Irrumpe en la ofina del alto comisario, lo abofetea (eso en Alemania es invitación a un duelo) y le entrega un archivo. El presidente está de viaje, Hindenburg, su reemplazo, solo le da a la policía hasta el día siguiente para poner en libertad a los conspiradores.

Los arrestados (¡que descaro tienen!)  se sirven  un almuerzo al fresco en el patio de la prisión Moabita. Wolter los visita, muy suelto de cuerpo, les trae cerveza, y discuten los planes para la Operación Pangergart. Al día siguiente Stressesman y Briand irán al estreno de La Opera de Tres Centavos de Brecht, Durante la escena de los disparos de Mack the Knife (Mackie Messer), matarán al presidente, se harán del poder y así el Kaiser podrá volver.

Greta va a una reunión del Partido a encontrarse con Fritz, pero ante sus ojos, su novio es abatido a tiros por la policía, al son del Moritat de Brecht-Weill tocado por un organillero ciego.


Gereon, desesperado, va en busca de Bruno, lo acusa de haber secuestrado a Lotte. Tienen una mega pelea. Wolter casi lo estrangula.  A Gereon lo salva Frau Wolter. Luego los inspectores se van al Mocha Efti a buscar a Lotte. Nadie la ve hace días.

 Gereon se escabulle y se entrevista con Sorokina. Esta le cuenta la saga lacrimógena de como su padre ocultaba el oro en un vagón de tren, ella, sus hermanos y Tanya, la hija del chofer jugaban ahí. Pero el malvado chofer delató a la familia, los bolcheviques los mataron, el chofer huyó con el oro. Kardakov lo encontró…” pero no hay oro en ese tren” interrumpe Gereon. Sorokina le pone ojitos de gatita confundida: “¿no?”

Gereon se va a buscar a Katelbach (el periodista vienes). Este ha escrito un artículo sobre la posibilidad de un rearme propiciado por la Schwarze. Elizabeth le lanza la puerta en la cara, pero como el policía insiste, lo deja entrar.  Katelbach es convencido por Gereon que lo lleve a entrevistarse con un infiltrado en la Schwarze. Gereon y Elizabeth comparten un café y hacen las paces. Al irse, ella le pasa el cartapacio que encontró bajo su cama.

 Lotte, medio congelada, es llevada ante el Armenio que sigue preguntando por el oro. Lo curioso es que no creo que Lotte supiera nada del oro. La vuelven a llevar al frigorífico, pero el chico que la secuestró (que es el mismo guardagujas con el que ella coqueteó en la estación de tren) compadecido, le pasa el abrigo. Son tan palurdos que ni lo registraron. Lotte encuentra la libreta de Stefan y comienza a traducir ese último encuentro que el difunto fotografió. Pero hace mucho frio y pronto la cubre la escarcha.


9 comentarios:

  1. A partir de la muerte de Stefan todo va cuesta abajo y con los frenos de adorno; no es que antes las cosas fueran genial, porque el ambiente te está enrarecido desde el principio: está basada en una novela negra y la época es la que es, pero a partir de aquí todo se agudiza. Cuando le dicen al alto comisario que es un extranjero se me pusieron los pelos de punta: eso es lo que me asusta de ese odio irracional hacia lo que no es exactamente como tú: que aunque los hechos demuestran que Benda es tan alemán como cualquiera (porque ya me dirás de donde es si no, si suponemos que ha nacido, se crió y trabaja y paga impuestos en Alemania y lo más probable es que sus antepasados fueran en su mayoría germanos conversos, es demencial que te quiten el derecho a pertenecer a tu propio país y ya lo que ocurre después no tiene nombre). Es algo de lo que me he percatado leyendo sobre este y otros genocidios: esa otredad que se le presupone a las víctimas es una negación del otro para construir tu identidad, es decir, los verdugo se definen más por lo que no son y el otro sí es según ellos, que por lo que ellos son, exagerando las diferencias cuando en realidad son bastante parecidos. Además, ese aire de impunidad de los detenidos te demuestra que se creían por encima de la ley, que tenían unada versión de lo que debía ser Alemania y consideraban legítimo destruir cualquier otra versión, esa idea de que un país es de estos o de aquellos, cuano en realidad es de todos los que lo componen, le pese a quien le pese. En fin Male, que está parte ya empieza a suponerme una tensió constante, esperando por donde van a venir las malas noticias. Y Bruno está más insidioso y obofeteable de lo que ya es de por sí, no lo soporto. Y tienes razón, tanto Gereon como Lotte, el uno por las drogas y la otra por el cansancio y la tristeza por todo lo pasado, cometen errores de principiante y que Gereon tardase tanto en descubrir el secuestro de Lotte me puso de los nervios, lo único en lo que pensaba mientras él estaba a otra cosa era "ponte a buscar a Lotte, insensato".
    A ver cuando estrenan la 3 temporada.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gatita Fátima, parece que estos recaps los hago para ti, nada mas. Ji Ji. La Otredad, como la llamas, llega al punto en que se mira como extranjera a gente del mismo país solo por venir de determinada región. Alemania, como país que ni llevaba un siglo de constituido, no podía darse el lujo de ser xenófoba. Y, sin embargo, existía esa obsesión con lo Alemán y lo “no alemán” que nadie entendía que significaba. Por ejemplo, Hitler consideraba que la cultura romana y la de la Italia del Renacimiento eran superiores a la alemana.
      Vi un filme este fin de semana, no muy bueno, “La Amante del Diablo” sobre lis amores de Goebbels y la actriz checa Lida Baarova. En una escena, el Fuhrer le dice a Baaroa que ella tiene que convertirse en ciudadana alemana. Eso es un chiste, el cine nazi lo menos que tenía eran actrices alemanas: Baarova era checa, Zarah Leander era sueca, Lilian Harvey inglesa y la favorita de Hitler, Marika Rokk, era húngara.
      A mi me gusta imaginarme que puesto ocuparan los personajes de BB en el periodo nazi. Stefan hubiese sido resistente. ¿Lo serán Greta y Lotte? ¿Que pasara con Gereon? Moritz y Toni llegaran a ser Nazis? El Armenio me deja perpleja. Una ironía de los gobiernos fascistas es que el mundo del crimen organizado era aplastado. Sin embargo, donde se reconstruyó fue en los campos de concentración, donde los criminales (que portaban una estrella negra) eran la elite. Así que preveo un buen futuro para Edgard.
      ¿Tú has leído los libros? ¿Cuáles son las diferencias? Yo sé que, en la serie literaria, Lotte no es prostituta, sino estudiante de leyes.
      Me temo que ya nos estamos acercando al final de esta temporada.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. De hecho, me estoy escuchando un podcast "Prusia y el modo alemán de hacer la guerra" de HistoCast y leyendo el libro "El legado" de Sibylle Bedford (a la que no le caían especialmente bien los teutones aún siendo ella aristócrata alemana) y se nota mucho lo que dices de que cada territorio iba a lo suyo y eso de unificarse y que los del norte fueran los que controlaran el cotarro no les hacía ni pizca de gracia. Creo que de allí viene ese obsesión sobre lo que era ser "alemán": que realmente ese concepto no existía puesto que cada uno era de su padre y de su madre, siempre he pensado que los fanáticos que rechazan con hostilidad al que no comparte sus ideas no son verdaderos fundamentalistas, porque la mera existencia del otro les hace sentirse que amenazan sus valores y principios, imagínate lo frágil que debe ser su convicción interna para creer que otras ideas pueden hacerla tambalear.
    Yo creo que Greta y Lotte no se relacionarían con los nazis e intentarían pasar desapercibidas, a menos que algo las empujara a implicarse de algún modo y colaborar con la resistencia, aunque a lo mejor se unen a la resistencia por principios al ver en el cariz terrorífico que toma el asunto; Stefan, pobrecito mío, se habría unido a la resistencia por principios, porque era alguien compasivo que ayudaba a los que lo necesitaban. Gereon me genera muuuchas dudas, no porque lo crea malvado, sino por su silencio con respecto a lo que realmente pasó con los disparos que mataron a las mujeres del balcón durante la manifestación de los comunistas: se quedó callado por conveniencia y presión de sus superiores aunque sabía la verdad; eso me lleva a plantearme cómo reaccionaría en un escenario como ese. Respecto a Moritz: ya sabes que el niño me inquieta, no me transmite emociones positivas y estaba encantado con que Bruno le enseñara a utilizar armas, me parece significtion que justo Bruno le ponga un rifle en las manos, ahí lo dejo. De Toni no sé qué pensar, creo que está ansiosa de salir de la miseria y que podía hacer alguna estupidez por dinero, pero también pienso que es una buena niña, no sabría que decir.
    He ojeado los libros, pero solo he leído fragmentos sueltos en la biblioteca pública y con lo poquito que leí me gusta mucho más el tono de la serie, de hecho en comparación con la serie, la voz narradora del libro me parece anacrónicamente moderna, incluso presentaste, sobre todo cuando escribe sobre relaciones personales, me parecen inquietudes de alguien del presente, no de un detective de los años 30, pero puede que la culpa la tenga yo por la imagen mental que tengo de esos años, que eran más "modernos" que los 50 pero no tan modernos como el presente. Esto no lo tengas muy en cuenta, porque es una opinión mía subjetia y los libros tienen buenas críticas, pero no me dieron ganas de seguir leyendo, yo me quedo con la serie.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Gatita Fátima, no te sientas mal. Tu opinión es la de muchos de los lectores de las novelas de volker Kutscher y todavía no he encontrado a un fan que se queje del giro que han tomado con la serie dotándola de sabor histórico.
      Que Prusia haya sido la encargada de unificar Alemania fue un error histórico. Baviera hubiera sido la ideal, pero esos Wittelsbachs tan locos. Sin embargo, el error del Kaiser que creo una Alemania social y culturalmente aventajada al resto de Europa fue ser tan belicoso. Pero estos Junkers como von Seeger son un peligro. Sólo Hitler pudo aplastarlos.
      Gereon es un enamorado de su rol de servidor de la ley ¿pero ¿qué sucederá cuando la ley se transforme y deforme? Hay un filme excelente de HBO “Conspiraxcy” en el que convierten la conferencia de Wansee en un drama legal. Y ahí ves la preocupación de abogados, no por el asesinato de inocentes, sino por la alteración de una ley que han jurado preservar. Lo malo con el Nazismo es que no abrazó solo a tontos, criminales y dementes. ES de sorprender la cantidad de gente básicamente buena que se vio involucrada.
      ¿Sabes que no sabía que existía Sybille Bedford? Gracias por presentármela.
      Quería preguntarte si has leído las series de Bernie Gunther de Philippe Kerr. Es parecida, pero Gunther es (al comienzo) un detective privado en el primer año de Hitler en el poder

      Eliminar
  3. Sí, a mí también me extrañó que fuera Prusia la que liderara la unificación, puesto que era una zona pequeña y relativamente pobre, en el podcast se hace hincapié en que en las batallas siempre eran inferiores en número pero tan sumamente violentos que hacían replegarse al enemigo superior en número. Supongo que, como en muchos otros aspectos de la vida, los que parten el bacalao son los matones y no los inteligentes y sensatos.
    Es que eso es lo realmente terrorífico del nazismo: que implicó a todo el país de uno u otro modo y, salvo que pertenecieras a la Resistencia, se daba por supuesto que apoyabas el régimen. Y hablía gente que cometía atrocidades y, como la ley los respaldaba no sentían que estuvieran haciendo nada reprobable (y, de de hecho, legalmente no lo era), cuando dimos en clase (estudio Derecho) los Juicios de Nüremberg y por supuesto a Hannah Arendt y el juicio a Eichmman y comentaba el profesor esa dualidad entre lo que está bien (que es un tema moral) y lo que es legal, es decir, los alemanes cumplían con la ley y para algunos eso era suficiente; algunos de los libros que sostienen que una mayoría de alemanes apoyaban, activa o pasivamente, el nazismo y por eso consiguió llegar al poder pasando por las urnas son Daniel J. Goldhagen con su polémico "Los verdugos voluntarios de Hitler" donde dice que el antisemitismo estaba muy arraigado en los alemanes desde hacía siglos y que por eso la hoptimizado hacia los Judíos por parte de los nazis no sorprendió y fue bien recibida; y, apoyando esta tesis del antisemitismo cocinado a fuego lento durante siglos, está uno e los últimos capítulos del interesantísimo "Atenea negra" de Martin Bernal, donde pone un montón de fuentes que demuestran que el antisemitismo era asumido como algo natural (este libro es muy interesante además porque habla del papel que jugó el hecho de que Egipto fuera un país africano, y por lo tanto para los europeos era un lugar poblado por negros más cercanos a las bestias que a los humanos, en la glorificación de lo griego y la omisión de todas las influencias filosóficas, lingüísticas, religiosas egipcias que tiene la civilización griega, puesto que Egipto ya era un gran imperio mucho antes que Grecia). Es un tema escalofriante, que demuestra lo manejables que son las personas, solo tienes que darles un chivo expiatorio y culparlo de todas sus desgracias.
    Sybille Bedford es un descubrimiento delicioso, me encanta la ironía con la que trata a sus personajes y las cosas que les suceden, hay una parte que habla sobre una escuela militar que me recordó a los post que escribiste sobre el internado al que fue Carlos de Gales y es todo tan horrible que no me cabe en la cabeza que los padres pensaran que podía salir algo bueno de allí: en mi opinión esas escuelas o te convertían en un matón porque te enseñan que todo se consigue más rápido usando la violencia o, si tienes un carácter más sensible, te traumatizan de por vida.
    No conozco a Philippe Kerr, ni a su detective, pero intentaré hecharle un vistazo para ver cómo recrea la época.

    ResponderEliminar
  4. Uuuf, he releído los comentarios y tienen un montón de faltas, en mi defensa diré que escribo desde el móvil y que el autocorrector hace lo que le da la gana; donde pone "hoptimizado" yo puse "hostilidad".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por favor ni se te ocurra disculparte por faltas de ortografía. se prohíbe mencionarlas en este blog, donde to las cometo a destajo.
      Prusia temía un ejército y una tradición militarista y eso impresionaba porque en Baviera se vivía como en Viena, todos querían bailar y cantar. Y los otros estados eran insignificantes. Bismark fue el gran matón. Impuso la Kulturkampf que intento destruir a la iglesia católica. Expulso judíos y polacos, una suerte que el Kaiser lo mandara la casa.
      El tema de la Resistencia Alemana es muy trágico porque nunca fue reconocida ni apoyada por los Aliados. Hay gente que todavía no sabe que existían. Además, los grupos resistentes no estaban organizados, no tenían contacto entre si ni se conocían. Ósea los Hermanos Scholl nunca supieron que existía un círculo Kreiseau, ni von Stauffenberg vino a saber de ellos hasta que Hans y Sophia fueron ajusticiados.
      Los esfuerzos de la resistencia estaban encaminados a dos cosas: matar a Hitler (y vaya que hubo atentados) y esconder judíos. No suministraban información, aparte algunos grupúsculos comunistas que eran los primeros en caer. Tampoco había un sistema para la evasión de soldados aliados, por eso nunca fue realmente importante.
      Es cierto lo de un antisemitismo cultural muy arraigado. Incluso resistentes como von Stauffenberg podían estar aquejados del mismo. Hasta hoy Alemania no es un país filosemita. Y también, los judíos en la Alemania de Weimar se mostraron como contrarios a todo lo que los nacionalistas veneraban. Fueron pacifistas, antimilitaristas, militantes de izquierda, libertarios, amigos de una cultura ‘Degenerada” como la tildaron los nazis.
      Tu recuerdas la charla del Dr. Schmidt cuando su audiencia se burla de sus esfuerzos por curar a soldados traumatizados. Para los alemanes la psiquiatría era una “ciencia judía”. Así era fácil ver a los judíos como una entidad anti-alemana. lo triste es que había judíos burgueses y patriotas, incluso militaristas. Un caso muy tragico es el de Erik Rose. expulsado de la Wermacht en 1934, se va a España, funge de instructor en el Bando Nacional y el Caudillo le otorga la ciudadanía española. Incapaz de llevar una vida civil y furibundo anticomunista se enrola en La División Azul y muere en la batalla de Krasny Bor. Sus padres ya habían muerto en campos de concentración alemanes.

      Eliminar
  5. Pues tal vez el problema fue tener que desprestigiar la vida civil ("cantar y bailar") y académica ("ciencia judía") para glorificarde lo militar. Ese mirar por encima el hombro o directamente burlarse de los que buscan formas no violentas de solucionar los problemas (esa escena que mencionas de Schmidt es muy significativa, junto a lo de llamar extranjero a Benda y miles de otros detalles que tiene la serie te colocan en el ambiente que había en esa época).
    Sí, hay muchas obras mucho sobre la Resistencia francesa como una entidad organizada mientras que sobre los héroes alemanes se cuentan historias personales y pequeñas, supongo que por no tener esa cohesión y organización a nivel nacional.
    Eso es lo que yo no logro entender, como tenían tan mala prensa si eran personas pacíficas que se ocupaban de sus asuntos, es que no me entra en la cabeza como la cosa pudo degenerar tanto, del mismo modo que leo sobre lo que pasó en Bosnia o en la Guerra Civil Española y no puedo comprender cómo gente que antes se "toleraban" aunque tuvieran diferentes ideas llegan a un punto en que no soportan la mera existencia del otro, pueden caerte mal, puedes creer que son "degenerados" pero ¿hasta el punto de querer su aniquilación? Es demencial. En fin Male, que ante otros males como (como violaciones o pederastia) siento indignación, rabia y la pederastia en concreto me deja helada por dentro (por eso no soy capaz de ponerme con Patrick Melrose); pero el Holacausto simplemente no me entra en la cabeza, no soy capaz de procesarlo por mucho que me expliquen las causas sociológicas e históricas; de hecho, hace mucho que no leo o veo obras de ficción sobre el tema porque me afecta mucho, si la escena de Benda y lo que pasa después ya me dejó mal cuerpo imagínate como me pongo con películas que muestran campos de exterminio, las lágrimas no me dejan ver y me "escandaliza" que lo muestren en pantalla, no sé cómo explicarlo, me parece que todos debemos conocer lo que Pasó, pero en los libros de historia y no en películas que lo utilizan para buscar una determinada reacción en el espectador; así que ahora leo ensayos y veo cosas como BB que te enseñan el contexto para que entiendas lo que pasó después.
    Estoy alargándose mucho y seguramente diciéndote cosas que ya sabes, pero es un tema que me deja tan anonadada que me vienen mil cosas a la cabeza.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, eso es lo que hizo Italia y ya viste como le fue. Mussolini podía ser muy militarista, pero el ejército no lo acompañaba Y, sin embargo, para la Primera Guerra Mundial, Alemania era el país mas culto de Europa y el primero en adelantos científicos. Sobre la violencia germana en el campo de batalla, tenemos que ir a las guerras de romanos y tribus germánicas, pero hay algo que los alemanes sabían hacer pelear sin miedo a morir. eran como los japoneses. Por eso les encantaban los duelos. Y, sin embargo, fueron los jUnker los que se opusieron a Hitler. En el Complot de Julio del 44 estaban metidos los nietos de los grandes lideres militares von der Schulemburg, von Moltke, von Bismarck, York von Wartemburg.
      Sobre las resistencias, ahí entran intereses creados. Por eso, por décadas, todavía no se habla de las atrocidades de los japoneses en Asia. La Resistencia Francesa (que tenia muchas caras) es la oficial, “la respetable y hay que escarbar mucho para encontrar la verdad detrás de las máscaras. Espues de la guerra, se habló mucho de los franceses heroicos y hasta recientemente se ocultó la cara del colaboracionismo. Si miras el cine, la visión de la resistencia francesa es un cliché hollywoodense, la resistencia italiana son cuatro partisanos locos, pero cuidado de no pasar a la resistencia urbana italiana; la gran resistencia serbia se escondió porque eran comunistas, lo mismo los griegos, y la trágica resistencia polaca se ocultó porque no era comunista.
      Cuando Tom Cruise, que llevaba años queriendo hacer un filme sobre von Stauffenberg, hizo “Valquiria” le dijeron que iba a ser un fracaso y lo fe. Pero porque no supo ponerle un rostro humano, no había mujeres, solo Melisandre que apareció tres minutos. Se sabe tan poco que no se supo hacerla interesante.
      Pasemos de porque caen mal los judíos (queman iglesias, comen niños, hacen pelis porno, son rojos, ahora aquí en USA se les está culpando de diseminar el sarampión que mata niños.) y pasemos a algo mas serio, la aniquilación. Von Seeger desprecia a los judíos porque los considera apátridas, pero no creo que quiera exterminarlos. Creo que lo escandalizaría la idea de matar a un niño judío, a un viejito, a una embarazada. Por eso, el holocausto se llevo a cabo con tal sigilo que muy poca gente realmente llegó a creer en el aspecto mas macabro. Hasta el día de hoy hay negacionistas. Los alemanes (y hubo muchos) que escondieron judíos lo hicieron porque vieron cara cara esos aspectos. muchos integrantes del complot contra Hitler habían visto de cerca lo que hacían las SS en Rusia y Polonia.
      Has nombrado dos ejemplos España y la Antigua Yugoslavia. No hablamos de Cambodia o de Rwanda. Hablamos de países civilizados, y ya viste, bestias en ambos lados.
      Haces bien en no ver Patrick Melrose, y eso que la serie es mas delicada que los libros, terminas con una ira impotente.
      Uff el tema del cine del holocausto es un tema complejo. No sé si leíste esto que escribí. http://confesionesgataseriefila.blogspot.com/search/label/Holocaust
      Por favor, me hace bien tener con quien hablar de cosas que me son importantes porque siguen siendo parte del presente. Así que si tienes tiempo y te nace…
      Un abrazo

      Eliminar