lunes, 21 de mayo de 2018

Louisa May Alcott, Heidi Thomas y la desafortunada adaptación de Mujercitas (2017)



Después de tres meses de bodrios (solo “The Terror” se salvó) doy fin a  la cosecha de nuevas series de épocay alguna que otra contemporáneacon la desilusionante nueva versión de Mujercitas. Aunque me queda de consuelo la soberbia versión fílmica de1994, también me queda la amargura de sentir que todavía, y aun teniendo bastante espacio y tiempo,   no saben honrar la obra de Louisa May Alcott. ¿Será porque LMA es todavía un enigma aun para sus biógrafos? Tanto mito se ha tejido sobre ella, su vida, sus ideas,  que su obra,  que expande mucho mas que las historias de las Hermanas March, todavía no ha sido analizada ni interpretada como se debe.

Tenía ocho años cuando mi madre me regaló mi primera copia de “Mujercitas”. Tapa roja, letra pequeña,   Edición Billiken. Recuerdo a las maestras de segundo grado (preparatoria en Chile) sorprendidas de que leyera un libro tan complejo  cuando mis compañeros todavía estaban luchando con sus primeras letras. A mí no me parecía complejo, sino fascinante. Ya quería meterme entre las páginas e ir a patinar en lagos helados de Massachussets con Las March.

Hoy  Mujercitas es uno de los pocos  clásicos infantiles que no ha caído bajo el ataque de la progresía y de movimientos feministas, precisamente por la universalidad de su texto y su intemporalidad . Para su tiempo, la autora fue feminista, una adelantada,  y poseedora de una crianza tan sui generis que puede llamársela subversiva. Aun así,   su obra también refleja la importancia de la familia, de la relación armónica entre padres e hijos, y la necesidad de ser siempre honestos con nosotros mismos. Las March son humanas, con fallas, con momentos de debilidad y mezquindad,  a los que se sobreponen gracias a los valores inculcados por sus padres.

Para quien no conozca la historia,  Mujercitas son las Hermanas March, Meg, Jo, Beth y Amy. Con edades entre los doce y los dieciséis años, las niñas viven en la ciudad de Concord, Massachussets, en los años de la Guerra de Secesión (1861-1865). El padre, el Reverendo March,  está en el campo de batalla donde ejerce como capellán. La familia se mantiene unida gracias a los esfuerzos de la madre “Marmee”. Sin embargo,  las hijas mayores deben trabajar para mantener el hogar. Solo la pequeña Amy asiste a la escuela.

Aunque Alcott se esmera en dedicarles capítulos a cada hermana, está claro que la protagonista es la rebelde Jo. El libro trata de su amor por el teatro y los libros, sus sueños de ser escritora, su falta de interés en vanidades femeninas, sus pocas aptitudes para las labores domesticas y su tremenda franqueza que muchas veces la mete en líos. Es Jo la que se atreve a hacer amistad con su vecino Theodore “Laurie” Laurence que se convierte en una especie de hermano de Las March, a pesar de que su abuelo es millonario.

El clímax de la novela ocurre con la llegada de un telegrama que anuncia que el Reverendo March ha caído enfermo y está en un hospital en Washington. Marmee debe viajar y deja a las niñas solas. En su ausencia,  Beth contrae una escarlatina que la pone al borde de la muerte. Por suerte, tras mucha angustia, Beth supera su enfermedad , sus padres regresan al hogar y Meg se aprovecha del pánico para comprometerse con John Brooks, el preceptor de Laurie.

Alcott escribió esta novela, que no era la primera de su obra, a regañadientes. La escribió solo porque  se la había solicitado Thomas Niles,   su editor, quien a cambio, le prometió publicar unos ensayos de Bronson Alcott, padre de la escritora. Fue la primera vez que Louisa May escribía algo para niños y estaba complicada con eso ya que confesaría no saber nada de niñas, no haber tenido amigas en la infancia. Lo único que se le ocurrió fue describir su vida y la de sus hermanas con breves cambios. 

El libro fue un éxito. Tanto así que Alcott se vio en un año obligada a publicar una secuela titulada Good Wives que en castellano ha ameritado el título de Aquellas mujercitas o  Las mujercitas se casan. Yo recibí para las Navidades del 67 un libro de la Colección Robin Hood titulado Señoritas.

A pesar de que el titulo original se traduce como “Buenas Esposas”, y esta segunda parte comienza con la boda de Meg, le toma a la autora casi doscientas paginas encontrarles marido a Jo y a Amy (Beth muere soltera, a los 22 años). El éxito de las dos novelas convirtió a Louisa May Alcott en autora reconocida,  perseguida por el público, y muy bien pagada.

Las Hermanas March tenían tantas fans que Louisa May debería escribirles dos secuelas más, Hombrecitos  y Los Muchachos de Jo que describen los esfuerzos de Jo por sacar adelante,  junto a su marido el Profesor Baher, una escuela experimental para niños. Ahí también estudiarán los hijos de Meg y los de Jo, y hay mención de la hija de Amy. El ultimo libro describe las aventuras de estos chicos en su madurez.


Louisa May Alcott nunca más volvería a escribir literatura que no estuviera dirigida a a jóvenes o a niños.  Aunque escribió muchas novelas, ninguna ha alcanzado el éxito de Little Women y su secuela (ahora suelen publicarlas juntas) que ha sido traducida a todos los idiomas posibles. Ha ameritado siete versiones fílmicas, (puse un enlace a una en castellano)dos series de anime japonés, operas, musicales de Broadway y piezas teatrales.

 Todos tenemos una versión favorita, la mía es la dirigida por Gilligan Anderson en 1994. Sin embargo, estaba esperando la versión de la BBC porque un formato de miseria da mas espacio. Lamentablemente,  a Heidi Thomas solo le dieron tres horas y en su opción por incluir más, dejó fuera algunas escenas claves.

Muchos Mujercitas frikis se han quejado de la ausencia de ciertos episodios, del elenco, y de que la serie  es “aburrida”. Algo de lo que no se puede  acusar a la obra de Alcott es de ser aburrida. Sin embargo, es cierto, la miniserie es horrorosa con una banda sonora estridente, un vestuario payaso (el sombrero de Jo parece un balde de playa), y los actores,  aparte de inferiores a los  de 1994, son  bastante feítos. Yo admiro el talento de Umma Thurman, pero no la consideró una belleza y su hija, Maya Hawks, se parece bastante a la mamá, pero solo en lo físico. Su Jo no se puede comparar ni a la de Winona Ryder, ni a la de Katherine Hepburn. Hasta June Allyson fue una Jo  March mejor.
¿Cuál es tu Jo favorita?

Heidi ha tratado de explicar los vacíos en su trama arguyendo que tuvo que quitar todo “Lo religioso” porque ofendería. Ósea, la que dice esto  es la magnífica guionista de” Call the Midwife”, la historia de monjas-parteras. ¿Ahí si no ofende la religión? ¿En  un marco decimonónico que cuenta la historia de las hijas de un pastor si ofende?  No se entiende, pero sinceramente no me molesta. Lo que si me molesta es que han reemplazado la importancia de la fe con un patriotismo desubicado.

A cada rato hablan  de la guerra, de lo importante que es su bando, de cómo desearía Jo ser soldado. Incluso, una escena famosa en que Jo vende su cabello para pagar el pasaje de su madre a Washington es convertida en propaganda patriótica. El peluquero, un afroamericano, solo acepta darle los 25 dólares que Jo pide al saber que es para ayudar a un capellán militar. WTF?


Louisa May Alcott fue la única en su familia que sirvió en esa guerra civil.  Como enfermera vio  muerte y dolor, pero también corrupción en los hospitales del Norte.  Aunque abolicionista como toda su familia, no cayó nunca en las trampas de “mi bando es mejor” y para cuando escribe Mujercitas(1868) trata la guerra como algo que ocurre lejos de su hogar y que solo sirve para llevarse al padre.

Erin Donnelly en Refinery29 ha dicho que Heidi Thomas ha usado el tiempo extra para desarrollar mejor  los personajes. Como si Alcott no lo hubiera hecho ya. Donnelly pasa a mencionar los cambios que ha hecho Thomas con cada personaje y obviamente no ha leído los libros puesto que todos “esos cambios” estaban en el original.

Entiendo que hayan eliminado capítulos superfluos como los del Club Pickwick, pero no entiendo porque eliminaron la pieza teatral, la primera visita de Jo a Laurie y mi capitulo favorito “Experimentos” donde Marmee se bota en  huelga, se va de paseo y deja a su tribu encargada de la casa, con resultados tragicómicos. La inclusión de este episodio podría cerrarle la boca a criticas que se quejan de que “Marmee” es irreal. He descubierto que esas críticas son un tipo de mujer (típica de estos tiempos) que quiere licencia “para ser mala madre”. Las afortunadas que realmente han tenido una Marmee en sus vidas, no se quejan, como tampoco nos quejamos las que tuvimos anti-Marmee como madres.

Otro cambio inexplicable ha sido poner de cabeza el orden cronológico que Alcott diseñó precisamente para recalcar el desarrollo de sus personajes. Si Alcott hace que retiren a Amy de la escuela al comienzo de la novela, es  para explicar que estando ociosa,  a la chica se le va a ocurrir algo tan infantil como quemar el manuscrito de Jo. A partir del baile de Sallie Moffat, Meg cambia,  se vuelve mas seria y mas receptiva a las galanterías de John Brooke.

¿Pero qué hace Thomas?  Pues pone estos dos episodios como teniendo lugar durante la ausencia de Marmee. ¿Estando todas preocupadas por la salud del padre, se va a ir Meg de vacaciones a casa de los Gardiner? A Amy la retiran de la escuela por decisión de Marmee. En la serie es Jo, una chica de dieciséis años que decide sin consultar a nadie. Totalmente absurdo, innecesario e inexplicable.

La serie incluso bordea en lo misógino. Tiene a Jo diciendo a cada rato que es un varón o que quiere ser varón, pero en vez de mostrárnosla disfrazada de Hugo en la obra de teatro que ha escrito, la hacen decir estupideces como, después de la partida de la madre,  “si fuéramos chicos no estariamos lloriqueando y temblando“. No solo es ofensivo ( recuerda al “Bloody Woman ”de Brienne de Tarth) decir que un hombre es mejor que una mujer porque no llora, además contradice todas las ideas de Louisa May Alcott de cómo debería ser el hombre ideal: sensible, vulnerable, capaz de compartir su intimidad con una mujer.

En cuanto a Beth, la han puesto como una perezosa, inútil, hipocondriaca y más encima cobarde. Y no, no es que nos la muestren como tal. Es descrita así por su madre. En esta versión infame se ha cometido el peor asesinato de carácter desde que Weiss&Benioff destruyeran al Matarreyes de Martin. ¿Qué han hecho con mi Marmee?  Aquí se ha vuelto una gritona, puritana, iracunda y que parece solo amar a Jo. La grandeza del libro es mostrarnos como Marmee se relaciona con cada una de sus hijas y las ayuda a ser mejores personas.

El modo en que la Marmee de Thomas trata a Beth es ignominioso. Vemos a Beth tendida en un sofá con su gatito en brazos. Su madre la recrimina por permitir que una migraña la debilite.  Le espeta un “todas las mujeres sufrimos de dolores de cabeza”.  ¿ Que? a)  no todas las mujeres sufren de migrañas;  b) Las que sufrimos de dolores de cabeza es a causa de una razón medica que debe ser atendida; c)Marmee jamás le hablaría así a las más delicada de sus hijas. Aparte que Beth siempre estaba tan ocupada que es la primera  y única vez (antes de su escarlatina) que la vemos descansando.



Todas las Mujercitas fans tenemos una hermana predilecta. Aunque las quiero a las cuatro , Beth es mi favorita y de quien más he aprendido. Por eso me duele que la pongan como la mas sosa y la mas inútil. Eso lo vemos en  el episodio con Mr. Laurence.

Efectivamente, Beth sufre de una timidez crónica que es  su gran defecto. Aunque admira al viejo señor (episodio del mercado) no se atreve a acercársele ni a él ni a su casa, a pesar de que hay un piano a su disposición. Es cierto que su familia quiere que vaya porque saben que es importante para la niña tener acceso a la música, pero en la serie, Marmee se lo impone como un castigo y obligación (por un momento pensé que quería “öfrecersela”a Mr. Laurence. Es que esta Maermee no parece Marmee).

En el libro, es Mr. Laurence quien ayuda a Beth a perder su timidez, porque en el libro la niña si se atreve a acompañar a su madre, pero no quiere ni ir sola ni tocar el piano ajeno. La amistad de Mr. Laurence y Beth es uno de los episodios mas bonitos del libro. Las zapatillas que ella le borda, el regalo del piano y,  como Beth se atreve a ir sola a agradecer y termina besando al pobre señor que todavía llora su difunta nietecita. De todas las March , Beth es la que mejor se lleva con el abuelo de Laurie.

Pero en la serie, nos muestran a Marmee exasperada ante la timidez de su hija llegando incluso a recriminarla por eso y otras cosas. Le recuerda a Beth que ya han tenido bastante consideraciones con ella, que le permitieron dejar la escuela y que esperan que ayude con el trabajo domestico porque no la pueden tener de holgazana haciendo nada. Todo da la impresión  de que  Beth es un lastre para su madre.




En el libro, se ha retirado a Beth de la escuela por su timidez, pero ni Los March , ni la autora (Alcott tuvo una magnifica pero muy poco tradicional educación) creen en las escuelas públicas ni en la educación formal. Por algo Jo y su marido fundarán un internado experimental. Por algo nos muestran la inutilidad de la escuela de Amy. En el libro, Beth toma lecciones con su padre. Cuando el Reverendo March parte a la guerra, Beth continua sus lecciones sola y  de manera muy responsable.

Realmente uno se pregunta qué libro leyó Heidi Thomas.  A pesar de esa timidez patológica, de esa ansiedad ante cualquier encuentro social con extraños, Beth es el típico ángel doméstico. Es la única de la familia a la que le encantan las labores del hogar, que incluso tiene tiempo para atender la huerta, sus gatitos y reparar muñecas abandonadas. Ama tanto la música que por cansada que esté, alegra a su familia con su piano y sus canciones. Es tan triste que aparte,  de todas sus fallas estéticas, sus actuaciones discordantes y su feo soundtrack, esta pobre adaptación de un clásico atropelle a personajes que han servido de modelos para mujeres de todas las generaciones.

Me parece monstruoso que se tome a Marmee, a quien Alcott da bastante espacio para mostrar su humanidad, y se la convierta en una mujer impaciente, malhumorada, gritona y más encima con cara larga. Esas miradas asesinas que les lanza a Brooke y Laurie cuando estos hacen el favor de traer a Meg de un baile,   me parecieron tan improcedentes. En el libro es Marmee quien más anima a sus hijas a hacer amistad con Laurie,  hasta el punto de que se corre el chisme de que lo desea de yerno.

Sabido es que, Louisa May Alcott modeló a Los March en su propia familia. Aunque el Pastor March es un retrato idealizado,  basado en lo que la autora hubiera deseado fuera su padre,  y que carece de las grandes fallas de Bronson Alcott (irresponsabilidad, sarcasmo, etc.),  Marmee es muy parecida a la heroica Abigail May, madre de las Alcott. Sabido es que Jo tiene mucho de su creadora, pero muchos ignoran que en cada hermana,  Louisa impuso rasgos de su personalidad y las hizo vivir eventos de su propia biografía.

Como Meg, Louisa luchó (hasta que sus novelas comenzaron a venderse bien) con el deseo de tener una vida mejor, de poder darse lujos, de  complacer sus pequeñas vanidades. Como Beth, Alcott llevó una vida activa, pero plagada de dolores y momentos de debilidad física provocados por un envenenamiento con mercurio, posible lupus, y también posible adicción al láudano. Y aunque en la novela la bocaza de Jo le cuesta un viaje a Europa, en la vida real,  y tal como Amy, Jo hizo un tour por el continente europeo donde tuvo su romance y posiblemente su primera (y única) escapada sexual.

Es cierto que  al estar dirigiéndose a un público juvenil Alcott tenia las manos atadas. Tal como ocurre hoy en día con autores del género YA (Young Adults o jóvenes adultos) estaba obligada a dar lecciones de moral y abstenerse de muchos temas. Ella misma dijo que estaba harta de escribir “paparruchadas moralistas para los chicos “, pero eso no quita que su obra no expusiera sus ideas de sufragista, abolicionista, y  reformadora social.

Ni siquiera era una mujer religiosa. Su familia era unitaria, una corriente protestante muy liberal y poco dogmática.  Louisa se crió  en una comuna trascendentalita. En su familia se leía el Pilgrim’s Progress como obra necesaria para la autoeducación y reforma, no como búsqueda espiritual. Lo más cercano a una vida religiosa formal fue cuando una  Louisa veinteañera hizo amistad con el Ministro  Parker, pero no fue mujer de iglesias ni de rezos.

Si Heidi Thomas pretendía modernizar el cuento, debió ir a la biografía de la escritora y ahí encontrar puntos que resaltar. Se lo hubiéramos agradecido porque alrededor de Louisa May se han tejido leyendas, mitos, rumores y chismes. Me gustaría un día de estos,  trabajar esas “paparruchadas”, apoyándome en datos biográficos y en la misma obra de Alcott, que no se reduce al Cuarteto March,  para ver de donde salieron los rumores de lesbianismo, conocer a los verdaderos amores de la autora de Little Women, sus ideas sobre el matrimonio y la independencia femenina, y su lado frívolo que también lo tenía.

14 comentarios:

  1. Que horror!!! Que bueno que no la vi. La puse por unos segundos y al ver al nuevo Laurie (que no era mi amado Christian Bale) no pude soportar. Ahora me alegro de no haberla visto. Me tiene harta que en todo momento traten de hacer un comentario politico o social de actualidad y forzarlo hasta en obras clasicas de la literatura! Es insultar la inteligencia del televidente tratando de inculcar su propia filosofia de vida. Que frustracion!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiguis es que también es feíta, como deslucida. Este Laurie tenía facha de tonto. Hablaba en FB con el Comendador Ray Badilla sobre un intento en el 2019 de convertir la novela en serie, ósea contar lo que no aparece en las novelas, el compromiso de Jo y Baher y sus primeros días de matrimonio. La serie no alcanzó a durar ni tres caps. La gente encontró ordinario el énfasis en lo sexual (y esto en 1979) en su relación. Little Women es no solo un clásico infantil, también es un clásico navideño. ES como si le metieran sexo al christmas Carol.
      Ahora estos son los cambios que tanto se ufanan en la serie
      A) Baher es más joven!
      B) Baher le pide perdón a Jo por burlarse de las cosas que ella escribe!
      C) Marmee y Beth son caricaturas de las que creó Alcott. Eso porque “nadie puede ser tan bueno” A ver que mugre de gente conocerán ellas. Pero Heidi Thomas ha creado gente tan fantástica, no sé qué le pasó.
      D) Jo no está enamorada de Laurie.
      Lo único que me alegra es que la mayoría de los espectadores rechazan estos cambios. No creo que la serie siente precedentes y no ha temido mucho éxito.
      mira esto por ejemplo.
      http://www.indiewire.com/2018/05/little-women-jo-laurie-bhaer-changes-1201966711/?replytocom=1395013#respond


      Eliminar
  2. Me traje una inyeresante discusión que hemos sostemido en FB con las Gatitas Guivi y Any.
    María Elena Venant Por qu'e miedo Reina Guivi?
    Administrar
    Me gusta
    · Responder · 5 h

    Guillermina Antonucci Por lo que contás, destruyeron uno de mis clásicos favoritos. Tengo que verlo para no quedarme con la duda, pero eso me da miedito...}
    Administrar
    Me gusta
    · Responder · 3 h
    María Elena Venant Guillermina Antonucci No tiene que dartelo. Cada generación interpreta su manera y muchas versiones desaparecen en el olvido. Yo creo que esta va por ese camino, porque ya en Inglaterra hubo muchas quejas antes que llegara a USA. Han habido quejas por ejemplo porque a Amy la interpreta una veintiañera y no se ve para nada de doce años.

    1

    Administrar
    Me gusta
    · Responder · 20 min

    Guillermina Antonucci Asumo que solamente abarca los temas de "Mujercitas" y no avanza en el tiempo... porque si se llegaran a meter con el Profe Baher, ahí sí que les meto un abogado, jajajaja!

    1

    Administrar
    Me gusta
    · Responder · 18 min
    María Elena Venant Guillermina Antonucci Abarca hasta el compromiso Jo y Fritz, pero como digo en la nota , trastocan los hechos asi que muchas veces, casi al final ocurren cosas que Alcott colocó al comienzo por una razón especifica.
    Administrar
    Me gusta
    · Responder · 15 min

    Guillermina Antonucci

    1

    Administrar
    Me divierte
    · Responder · 14 min
    María Elena Venant Guillermina Antonucci Lo que han hecho con Grenn-Fritz es que lo han obligado a pedirle disaculpas a Jo por haberla criticado por dedicarse a escribir basura sensacionalista. Hay un minimo grupo de feministas que ritica la obra por cosas como esas.
    Administrar
    Me gusta
    · Responder · 14 min

    Guillermina Antonucci Pero justamente ESO es lo que hace que el profe sea tan maravilloso! Un tipo que sabe decirte lo que piensa de la forma en que èl lo hace, sin hacerte pasar vergüenza, es una joya en los tiempos que corren! Nah, si es que me he casado con la versiòn siglo XXI del profesor, por eso lo defiendo a muerte, jajajaja
    Administrar
    Me gusta
    · Responder · 12 min
    María Elena Venant Guillermina Antonucci No solo eso, el le esta diciendo no sigas con tus 50 sombras, tu tienes talento para mucho más. Las que se quejan no han leido los libros siguientes y no saben que Jo nunca dejó de escribir, y en LOs Muchachos de Jo es una mujer famosa.



    María Elena Venant Lo que pasa y por eso quiero hablar de la autora. A LMA le encantab escribir esras noveluchas truculentas, pero por pudor las publicaba con seudonimo. En cambio su literatura infantil si la hizo famosisima y millonaria 9cuando murió vivian ella y su familia en un palacete con diez criados.

    1

    Administrar
    Me gusta
    · Responder · 9 min

    Guillermina Antonucci Es el gran hombre al lado (no detrás) de la gran mujer...
    Administrar
    Me gusta
    · Responder · 9 min

    Any Dominguez No sabía lo último! Pensaba que había dejado la escritura. El año pasado recién leí hombrecitos y no mencionan nada sobre eso, tengo que leer los Muchachos de Jo.

    1

    Administrar
    Me gusta
    · Responder · 9 min
    María Elena Venant Guillermina Antonucci Bueno es Thoreau combinado con Emerson, los grandes amores de la escritora y tal vez las mentes más brillantes de la USA decimononica.

    Guillermina Antonucci Ay, siiiiii, a esa altura la vuelven loca sus fans! Hay un capìtulo en el que se hace pasar por su propia criada para que no la atosiguen sus seguidores, es para morirse de la risa!

    1

    Administrar
    Me gusta
    · Responder · 8 min
    María Elena Venant Guillermina Antonucci Por ultimo, yo en estos dias me he leido las noveluchas de LMA y si son escandalosas, asesinas, bigamas, drogadictas, pero el estilo es cursi, recargado. Su mejor trabajo fue precisamente en El Cuarteto March, y en 8 primos y otras novelas para chicos.

    1

    ResponderEliminar
  3. Guillermina Antonucci Todo lo que he leìdo de ella es su literatura para niños y jóvenes. Las March, La saga de los primos, Bajo las Lilas, y no me acuerdo cuáles otras, jajajajaja. Bajo las Lilas la heredè de mamá y fue la primer novela que leí, luego seguí con Marianela... así de ecléctico fue lo mío, jajaja!
    Administrar
    Me gusta
    · Responder · 5 min
    María Elena Venant Any Dominguez Fue su ultimo libro y el que mas le costo por estar criando una hija y tambien porque estaba muy, muy enferma. No esta tan prolija la prosa, pero las ideas son muy interesantes.

    1

    Administrar
    Me gusta
    · Responder · 4 min
    María Elena Venant Guillermina Antonucci ohh bajo las lilas y Jack y Jill son infantiles. En cambio la secuela de 8 Primos y una Chica a la Antigua ya expresan las ideas reformistas de la autora.
    Administrar
    Me gusta
    · Responder · 3 min


    Escribe una respuesta...







    Ver más comentarios


    Escribe un comentario...






    Ray Badilla Louisa era una gran señora y muy moderna. Me gusta el concepto de Mujercitas: cuatro hermanas humildes que a pesar de sus dificultades económicas siguen su vida adelante. A mi me encantaba la versión de anime japonés, no me perdía ninguno de sus capítulos. Me gustó mucho la película de 1994, la miniserie de BBC no me convenció.

    1

    Administrar
    Me gusta
    · Responder · 9 h
    María Elena Venant Yo creo que la versión del 94 es la más suntuosa, mejor actuada, mas visualmente llamativa, pero urjo a que vean las anteriores. Todas tienen su gracia. En los 70s hasta se intentó hacer una serie que cubriría los años entre el regreso de Laurie y Amy casados y el comienzo de Hombrecitos. ERa una buena idea, a mi me gustó, pero no tuvo buena acogida.

    2

    Administrar
    Me gusta
    · Responder · 8 h
    Ray Badilla María Elena Venant Cómo se llama la serie que mencionas?
    Administrar
    Me gusta
    · Responder · 8 h
    María Elena Venant Ray Badilla Little Women. Fue un piloto de como tres episodios.

    1

    Administrar
    Me gusta
    · Responder · 8 h
    María Elena Venant Ray Badillahttps://www.nytimes.com/.../tvnbc-puts-little-women-on...Administrar



    TV: NBC Puts ‘Little Women’ On Television
    NYTIMES.COM

    1

    Me gusta
    · Responder · Eliminar vista previa · 8 h
    Ray Badilla María Elena Venant Lástima que el piloto no respondió a las expectativas.
    Administrar
    Me gusta
    · Responder · 8 h · Editado
    Valentina Del Rosario Parraga Así que no es buena???? Que dolor. Mujercitas y Heidi me metieron de cabeza en la lectura en mi infancia!

    1

    Administrar
    Me gusta
    · Responder · 7 h
    María Elena Venant Valentina Del Rosario Parraga No quise poner links en el texto porque preferí que hablara mi incomodidad, pero no ha gustado. http://www.radiotimes.com/.../little-women-bbc-viewer.../Administrar



    Little Women viewers divided over latest BBC adaptation
    RADIOTIMES.COM

    1

    Me gusta
    · Responder · Eliminar vista previa · 4 h
    María Elena Venant Ray Badilla Nunca supe por que a mi me encantó, pero les pareció que no correspondia al espiritu de Alcott. Desde el 78 hasta los early 90s, la television paga gringa era muy exigente y con razón

    ResponderEliminar
  4. Uy, si yo me ofendiera por los comentarios que hace mi esposo sobre mis libros, ya no estaria casada, ja ja ja. Ademas que en la version de 1994 manejan las criticas del profesor muy bien porque al final es lo que inspira a Jo a escribir una historia muy personal y significativa, la historia de su familia (que entendemos se trata de Mujercitas). Asi que no creo que sea acertado cambiar eso. Tu sabes que yo siempre ame a Laurie y me dolio que no se quedara con Jo y que se casara con Amy (que nunca me gusto como adulta pero me fascino de niña). Aun cuando lei Hombrecitos estaba frustrada al ver a Jo con el profesor y a Laurie con la irreconocible Amy. Sinembargo, no me gusta que se cambie la vision de la autora, aun menos que se use a Mujercitas como una plataforma para mostrar como deberian ser las relaciones de genero o como una propaganda feminista sin respetar el punto de vista y el tiempo en el que vivio la escritora.

    Estoy horrorizada con lo que le han hecho a Beth y a Marmee. No tengo palabras...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiguis, he estado ultra ocupada con una nota (notas) de una serie nueva que estoy viendo y que D-s mediante, publicaré mañana. Te aviso porque quiero que la veas. Es la primera serie, desde Downton que me inspira a hacer recaps.
      Todas somos delicadas al momento de recibir críticas, pero desde el momento en que aceptamos una Beta o entramos a un critique circle, estamos abiertas a que expongan nuestros errores. El problema de Jo/Alcott es el contenido no el estilo. Ella la autora amaba la literatura sensacionalista que escribía, por la misma razón que yo amo mi trash, porque era un desahogo para sus fantasías. No así con Jo que nunca sabemos porque ha elegido ese género. Pero Alcott escribió todos sus potboilers bajo seudónimo porque sabia que el circulo de escritores serios que conformaban sus amistades (Emerson, Thoreau, Nathaniel Hawthorne, Margaret Fuller hasta Walt Whitman) estaban muy en contra del equivalente a las 50 sombras, por la misma razón que Fritz, porque los que más los leen son niños y jovencitas impresionables.
      . Para ella hubiese sido fatal que se hubieran enterado porque la opinión de ellos le era muy importante. Una ironía de Alcott es que no se parece a Jo, siempre le importó mucho el que dirán. Y por eso, esa escapada con Laddie en Paris tiene que haber respondido a una gran pasión.
      En el libro, Fritz nota por lo nerviosa que se pone Jo que ella escribe esa seudoliteratura y después de mentalmente decidir que es mejor entrometerse (gran headhopping ahí) se pone a debatir con ella los méritos del género. Ella argumenta que hay demanda y él le dice que también hay demanda por alcohol. Después de eso, ella quema todos sus cuentos y comienza a probar con otros géneros sin resultado. Yo no entiendo entonces porque hacer que Fritz le pida disculpas, si al final él nunca le exigió nada, ni le pidió cuentas. Que ella, al menos en esta novela decida dejar de escribir (por un tiempo) es decisión propia. Algo que es muy importante y que Alcott es clarísima en describir es que este par se está enamorando.
      He descubierto que la mayoría de los críticos (principalmente los de The Guardian) no leen las novelas que critican, o se quedan con las Cliff, con el recaps de Goodreads, o con la peli. Entonces ha corrido un rumor de que en el libro Fritz no solo ofende a Jo, además le prohíbe seguir escribiendo. Nosotras sabemos que eso no es cierto. Bueno, las mituteras y los Millenials tienen un problema, son incapaces de recibir critica o censura alguna. En el caso de las Me Too, si la critica viene de un hombre es agresión (recuerda que un cargo en contra de jUnot Diaz es que le habló “golpeado” a una mujer) Por eso, Thomas que ciertamente nunca leyó el libro, esta orgullosísima de esa escena donde el macho es humillado.
      Hay algo que Jo le dice a Laurie cuando lo rechaza, que el algún día la odiara por no cumplir sus expectativas y así también el odiará los libros que ella escriba. Conociendo a Laurie, Jo sabia que el iba a evolucionar hacia los ideales de su clase y las esperanzas del señor Laurence. Para eso el iba a necesitar una Society Wife y Amy era de todas las hermanas la mas cercana a esa imagen. Ella se lo dice que debe buscar “a fine accomplished girl” para que sea” la señora de tu casa” Le recuerda que ella no es elegante, que odia la alta sociedad, que lo avergonzaría y que el terminaría odiando “My scribbling”(ósea ella seguía viéndose como escritora)

      Eliminar
  5. Ah y con respecto a tu pregunta de cual es mi Jo favorita, coincido contigo en que Winona Ryder es la mejor. No he visto todas las versiones, pero aqui se puede ver la escena de cuando Jo se corta el pelo y para mi, Winona es la mas natural y la mas emotiva.

    https://www.youtube.com/watch?v=I7_J4WFHKA0

    A pesar que Katharine Hepburn tiene fuerza escenica, se ve demasiado mayor para interpretar a Jo (al igual que las demas actrices, excepto por Susan Dey). Por cierto que me gusto muchisimo Elizabeth Taylor como Amy en este video.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Winona, no sé, es incomparable. Este finde me vi de nuevo The Age of Innocence, se come a la Pfeiffer, se come la historia. ES la venganza de Melanie (yo estoy segura de que Peggy se inspiró en May Welland y en Beth March para crear a Melanie). Kate Hepburn tenía 26 años (igual que Susan Day) cuando interpretó a Jo, pero si se ve mayor. El publico la solicitó para ese papel. June Allyson tenía 32! Winona tenía 22 años cuando hizo de Jo, pero si se ve mas joven que Maya que solo tiene 19.
      Antes de Christian Bale, mi Laurie favorito era Peter Lawford. El caso Amy es muy complicado porque debe envejecer desde una colegiala de 12 hasta los 22 años cuando se casa. Yo creo que tener a Kirsten y a Samantha Mathis en el mismo rol fue mejor que en otras versiones donde una misma actriz hace todo el papel. Dame Liz tenia 17 años y supo cumplir con ambos roles a la percepción (y eso que para entonces ya había tenido cuatro amantes, incluyendo a Peter Lawford)

      Eliminar
  6. Excelente crítica. He estado leyendo artículos de periodistas que claramente no han leido el libro, lo cual es invalidate! Increíble pero real. Gracias por tu escrito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Eliana, por pasar y opinar. Yo todavía tengo pendiente una senblanza mayor de Louisa May Alcott.

      Eliminar
  7. Hola, aquí Accolon.
    A mí personalmente me encantó esta versión de Mujercitas, pero por una sencilla razón: hace años me rendí en buscar una buena adaptación de algún libro que amara. Me pasó con esta versión lo mismo que con Lo que el viento se llevó o con cada versión que he visto de la vida o de la obra de teatro del Diario de Anne Frank. Me gustan tanto los libros en que se basaron que la versión fílmica o televisiva me encanta igual. Pero encuentro que Lo que el viento se llevó versión fílmica por más que la ame es como un trailer del libro con muchos personajes y situaciones favoritas fuera.
    Debe ser por ello que no me fijé realmente en nada de lo que escribiste, lo cual me hace sentir estúpido y distraído. Me encantaron las chicas de Mujercitas y pienso que lo hicieron muy bien, si bien Amy era un poco Mean Girl más que niña de los 1860's.
    Ahora quiero verla de nuevo sólo para verificar y seguramente te encontraré toda la razón y aún así seguirá gustándome. Te juro que no me fijé ni en el soundtrack siquiera, pero debe ser porque no soy un ser muy musical. Y de todas maneras estaba demasiado entusiasmado con una nueva versión de Mujercitas así como lo estoy con la de Wuthering Heights. Again.
    Sí me fijé en el cambio de Marmee y lo justifiqué pensando en la charla que en el libro sostienen Marmee y Jo acerca del mal humor de Jo y lo que dice su madre, que ella tiene mal humor también, que tiene rabia y que le cuesta a diario controlarla, o algo parecido.
    También noté el desorden cronológico. Leyendo tu entrada me doy cuenta que no correspondía ni tenía razón de ser. Pero la verdad no me afectó mayormente. Y Sucede que después de tantas decepciones en las adaptaciones creo que me enfrié. Aún recuerdo cuando fue que me quebré al respecto. Las versiones de Martín Rivas y Adiós al Séptimo de Línea del 2010. Fue cuando ya no me fijé más.
    Encontré esta versión de Mujercitas interesante. Me gustaron las tomas y me gustó Jo. Pienso que Jo es un personaje difícil, casi como Anne Shirley, muy vital y a veces molesto, y en general creo que todas las Jo de las versiones que he visto han salido airosas. Pero pensándolo bien, encuentro que me han gustado todo el cast completo de todas las versiones :O En cuanto a las Jo mi favorita sigue siendo June Allyson, a pesar de que la vi por pirmera vez en Tv con un doblaje de voz muy anciana horroroso y aunque me di cuenta que la actriz era muy mayor. Creo que es mi versión favorita, seguida de la de 1994. Siempre me gustó que Jo no estuviera enamorada de Laurie y que encontrase el amor en alguien mayor. Y siempre quise una versión menos buena de Marmee xD. Pero también deseaba una versión más emocionable y amorosa de Marilla Cuthbert y cuando vi Anne with an E me causó un rechazo atroz y no terminé de verla. Así es que hay que tener cuidado con lo que uno desea.
    Saludos!! Casi no tengo tiempo de escribir, y cuando podía ahora en mis vacaciones la conexión en el extreo austral estaba terriblemente mala. Y ahora que ya volví a las palmeras y al trabajo me daré tiempecito para opinar más en tu estupendoso blog, que siempre me deja inspirado y con ganas de retomar lectura, escritura y revisión de adaptaciones.
    Un abrazote y besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Pandy,
      Por nada del mundo quiero cambiar tu opinión. Si te gustó que te siga gustando. Y yo también me he sentido tonta muchas veces por gustarme lo que a nadie más. Yo he amado todas las versiones de Mujercitas,(y me encantó la de June Allyson) pero esperaba mucho mas de esta. Entiendo que Marmee tenga derecho a enojarse, pero esta vive enojada. Le pone mala cara a Laurie y a Brooke, y su agresividad con la pobre Beth es inexplicable.
      Hablando de Baher, notaste que pusieron un actor más joven. Baher tiene como veinte años mas que Jo en el libro, pero les tienen tanto terror a esas relaciones de “viejo” con lola. Y eso de que le tenga que pedir perdón a JO, no estuvo hediondo.
      Bueno, prepárate que viene otra versión d Mujercitas, con Meryl Streep como Marmee, Saoirse como Jo y Florence Pugh como Meg. A ver cómo les queda.
      Me alegro de que estés lejos del; frio. Y si, cuando puedas, ven y opina que tu opinión siempre me es valiosa. Inmenso abrazo.

      Eliminar
  8. Amiga, por lo que nos informas en tu blog, esa serie de la BBC es un verdadero bodrio. ¡Tildar a Beth de holgazana y a Marmee de arpía que la ataca continuamente, así como otras barbaridades! ¡Cómo han podido hacer una producción así! ¡Qué chiquero! Es un asco, un insulto y una falta de respeto a la obra, a la autora, a los personajes y al público lector. Es increíble y muy triste que la BBC haya tergiversado la novela, cuando siempre se caracterizó por producir series y películas de alta calidad y fidelidad a las obras literarias, como por ejemplos: La Guerra y la Paz (1972), El Conde Drácula (1977, la mejor película que se ha filmado sobre Drácula), El jorobado de Notre Dame (1982).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Héctor,
      Leerte me hizo sentir mal, temí haber sido muy lapidaria, pero vi de nuevo la serie y quedé peor. Todas esas novedades, Meg borracha, Marmee enojona, Jo diciendo que las mujeres son peores que los hombres porque estos no lloran, y Beth que da la impresión de ser la más problemática de las hermanas March.
      Ayer leía de como los Alcott siempre estuvieron, inclusive cuando estaban al borde de la inanición, involucrados en obras sociales y de beneficencia. Aunque Marmee es una buena samaritana, sus hijas lo son solo cuando las emp[ujan. Están demasiado ocupadas recordando los buenos tiempos, quejándose de la pobreza actual y soñando con cosas materiales. eso nos las hace humanas y cercanas, la única realmente dotada de espíritu altruista es Beth. Que Heidi no lo comprenda y trate de convertirla en una desequilibrada hipocondriaca ya me basta para odiar su versión.
      Tanto Heidi como Emily Watson han hecho declaraciones de que quisieron convertir a Marmee en un personaje de carne y hueso. Yo no veo a la matriarca del libro retratada como un ser etéreo, ella confiesa su lucha por vencer su mal genio, un día se hartas y se va dejando la casa a la deriva, se molesta ante los rumores de que ella está cortejando a Laurie porque quiere un yerno adinerado y la vemos tener que decidir entre su esposo herido y las niñas y lo elige a él.
      Aparte de el contenido, tengo quejas sobre vestuario, escenografía, y actores, todos se ven feos. Pero mi mayor desazón nace de que esta versión “mitutera” ha provocado relecturas, debates y criticas sobre el libro de Louisa May. La han acusado de ser machista, de ser retrograda, de crear y alabar maridos misóginos (John Brooke).
      La BBC, lamentablemente esta al servicio del dinero de determinadas causas y militancias, por eso tenemos tantos programas con contenido político donde no debería existir y resulta anacrónico puesto que impone posturas y sensibilidades ultra modernas sin reparar en el contexto histórico.
      Mencionas la Guerra y la Paz del 72, maravilloso Sir Anthony Hopkins como Pierre. No me gustó la Natasha. Para mi Natasha siempre será Audrey Hepburn. Hay una buena versión de la Rai del 2007, pero no he querido ver la ultima de la BBC con Lily James. Creo que es por James Norton que me esta cayendo gordo. El jorobado con Sir Anthony y Lesley Anne Down, me encantó. Oh eres uno de los pocos que se acuerdan de la versión de Louis Jourdan, ahí estaba Judi Bowker, hoy tan olvidada. Aquí la menciono.
      http://reinosdefabula.blogspot.com/2012/09/mina-harker-y-lucy-westenra-las.html
      Oye estuve viendo tus blogs, eres el primer chico que ve a Beth como mujer. A mi me despera que no hay fanfiction sobre ella, porque yo siempre la he imaginado casada con Laurie. Yo amo a Beth, como amo a las mujeres frágiles de las novelas como Melanie Hamilton, creo que hay fuerza oculta en ella.
      No te nos pierdas.

      Eliminar